Alerta climática: 2023 declarado oficialmente el año con temperaturas extremas sin precedentes.

El año 2023 está a punto de terminar y los datos climáticos confirman que se trata del año más caluroso jamás registrado desde que hay registros, tanto a nivel global como en El Salvador. Este aumento de la temperatura ha tenido efectos negativos para el medio ambiente, la economía y la salud de los salvadoreños, que han sufrido sequías, incendios, plagas, enfermedades y escasez de alimentos y agua.

0
346
Foto de internet

Redacción: Fernando Rodríguez

El año 2023 está a punto de terminar y los datos climáticos confirman que se trata del año más caluroso jamás registrado desde que hay registros, tanto a nivel global como en El Salvador. Este aumento de la temperatura ha tenido efectos negativos para el medio ambiente, la economía y la salud de los salvadoreños, que han sufrido sequías, incendios, plagas, enfermedades y escasez de alimentos y agua. 

Según el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea, la temperatura global entre enero y septiembre de 2023 fue 0,52 °C más alta que el promedio correspondiente de 1991 a 2020. Varios especialistas consideran casi seguro que 2023 será el año más caluroso desde que hay registros. Los datos de Copernicus indican que entre enero y octubre la temperatura media de 2023 es la mayor registrada.

Según la Dirección General de Medio Ambiente, en El Salvador, la temperatura promedio anual ha sido de 27,8 °C, superando en 1,5 °C el promedio histórico de 26,3 °C. El mes más caluroso fue agosto, con una temperatura máxima de 40,2 °C registrada en San Miguel.

Vide de YouTube de La Prensa Gráfica Noticias de El Salvador

El aumento de la temperatura global es el resultado de la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera, principalmente dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, que atrapan el calor del sol y alteran el equilibrio energético del planeta. 

Estos gases provienen principalmente de la quema de combustibles fósiles, la deforestación, la agricultura y la ganadería. Según la Organización Meteorológica Mundial, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzó un nuevo récord de 413,9 partes por millón en 2023, un 50% más que el nivel preindustrial.

Otro factor que ha contribuido al aumento de la temperatura en 2023 es el fenómeno de El Niño, un episodio climático cíclico que se caracteriza por el calentamiento anormal de las aguas del Pacifico ecuatorial, que afecta a la circulación atmosférica y a los patrones de precipitación. 

El Niño suele estar asociado con un incremento de la temperatura global y una mayor frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos, como sequías, inundaciones, olas de calor e incendios forestales. El Niño de 2023 se declaró oficialmente en julio y se espera que persista hasta principios de 2024.

El aumento de la temperatura global tiene efectos devastadores para el medio ambiente y la vida en la Tierra. Algunas de las consecuencias más evidentes son: 

  • El derretimiento de los glaciares y el hielo polar, provoca el aumento del nivel del mar y la pérdida de hábitats para especies como los osos polares, los pingüinos y las focas.
  • La acidificación de los océanos, que afecta a la salud de los arrecifes de coral, el plancton y los peces, y reduce la capacidad de los océanos de absorber dióxido de carbono.
  • La pérdida de biodiversidad, debido a la destrucción y fragmentación de los ecosistemas, la invasión de especies exóticas, la sobreexplotación de los recursos naturales y la contaminación.
  • La alteración del ciclo hidrológico, que genera cambios en la distribución y disponibilidad de agua dulce, así como en la calidad y cantidad de las cosechas.
  • La propagación de enfermedades infecciosas, tanto humanas como animales, debido al aumento de la temperatura, la humedad y la movilidad de los vectores, como los mosquitos y las garrapatas.
  • El aumento de la pobreza, el hambre, el desplazamiento y el conflicto, especialmente en las regiones más vulnerables y dependientes de la agricultura, que sufren los impactos más severos del cambio climático. 

El cambio climático es un problema global que requiere una acción colectiva y urgente. Los países del mundo se comprometieron en el Acuerdo de París de 2015 a limitar el aumento de la temperatura global a menos de 2 °C y preferiblemente a 1,5 °C, respecto al nivel preindustrial. Para lograr este objetivo, es necesario reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero, mediante la transición hacia fuentes de energía renovables, la mejora de la eficiencia energética, el fomento de la movilidad sostenible, la protección y restauración de los bosques, la promoción de la agricultura y la ganadería ecológicas, y la implementación de medidas de adaptación y resilencia.

Sin embargo, los compromisos actuales de los países son insuficientes para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París. Según el informe de la brecha de emisiones de 2023 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, si se mantienen las tendencias actuales, la temperatura global podría aumentar entre 3,5 y 4,9 °C para finales de siglo.

Por eso, es necesario que los países aumenten su ambición y aceleren su acción climática, especialmente los más grandes emisores, como China, Estados Unidos, India y la Unión Europea.

Pero no solo los gobiernos tienen la responsabilidad de actuar contra el cambio climático. También las empresas, las organizaciones, las comunidades y los individuos podemos contribuir con nuestro comportamiento y nuestras decisiones. 

Algunas de las acciones que podemos tomar son: 

  • Consumir menos energía y optar por fuentes renovables, como la solar, la eólica o la hidroeléctrica.
  • Usar el transporte público, la bicicleta o caminar, en lugar de usar el carro o un avión.
  • Comprar productos locales, ecológicos y de temporada, y evitar el desperdicio de alimentos.
  • Reducir el consumo de carne y de productos de origen animal, que tienen una alta huella ecológica.
  • Reciclar, reutilizar y reparar los objetos, en lugar de tirarlos o comprar nuevos.
  • Apoyar y participar en iniciativas sociales y ambientales, como la educación, la sensibilización, la movilización, la cooperación y la innovación.

El aumento de la temperatura tiene graves consecuencias para el medio ambiente y la población de El Salvador, como la pérdida de biodiversidad, la escasez de agua, la reducción de la producción agrícola y el aumento de las enfermedades respiratorias y tropicales. 

Ante la situación, se recomienda tomar medidas urgentes para mitigar los efectos del cambio climático, como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, promover el uso de energías renovables, mejorar la gestión de los recursos hídricos y forestales, y sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de adoptar hábitos de consumo responsable y de adaptación al clima. 

Referencias/realcionadas a la nota

AFP. (2023, Agosto 15). El 2023 se perfila como el más caluroso jamás registrado.Recuperado el 30 de noviembre de 2023, de https://www.elsalvador.com/noticias/negocios/fenomeno-el-nino-olas-de-calor-altas-temperaturas-sequia-/1082880/2023/?fbclid=IwAR2U5792AzyGMMmfygtWQypdDEfkBe8cgprP4XpcZiSgsXJxBRnXr6g_bsQ

AFP. (2023, Octubre 14). Hay más de 99 % de probabilidad de que 2023 sea el año más caluroso. Recuperado el 30 de noviembre de 2023, de https://diarioelsalvador.com/hay-mas-de-99-de-probabilidad-de-que-2023-sea-el-ano-mas-caluroso/416692/?fbclid=IwAR1IyblCisjaCtWg44nqBK2TzU2xJFK4R-iuanFSXuG_8Zct-k9ZJ7TngjQ