El 88% de las empresas del IBEX 35 consideran que la sostenibilidad aporta rentabilidad

Un informe del Pacto Mundial de Naciones Unidas España concluye que los ODS son estratégicos Un 63% cuentan con una comisión de sostenibilidad dentro del Consejo de Administración

0
518
Foto/Google

“Contenido publicado originalmente en Reason Why

“Sostenibilidad” es un término que se cita con bastante profusión en cualquier comunicación empresarial. Hasta hace un tiempo, aparecía siempre vinculado a cuestiones financieras, pero de un tiempo a esta parte figura casi siempre como un objetivo medioambiental. Es un vector de cambio, progreso y discusión. Una postura que obliga a movilizar recursos, aunque en algunos casos se utilice como careta para disimular prácticas que, precisamente, van en contra del equilibrio ecológico.

Desde hace siete años, la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), han marcado el rumbo de la sostenibilidad. Para conseguir la participación empresarial en busca de un plan internacional, Naciones Unidas otorgó al Pacto Mundial el mandato de sensibilizar y ayudar a las empresas a contribuir a los retos de esta agenda de desarrollo. Siguiendo el mandato, en 2022, la delegación española de esta iniciativa lanzó una consulta al tejido corporativo español.

Objetivos concebidos al más alto nivel

La campaña se llamó: “Contribución de las empresas españolas a la Agenda 2030”. Alcanzó a 2.500 firmas, entre ellas las compañías del IBEX 35. A partir de esa consulta se ha elaborado el informe sobre la contribución de las corporaciones punteras a la Agenda 2030 elaborado por el Pacto Mundial de la ONU España. Hasta 31 del índice bursátil de referencia de la bolsa española apuntan que la sostenibilidad tiene un impacto positivo en su cuenta de resultados.

En lo que convergen todas las empresas es en que el trabajo en sostenibilidad y ODS repercute en ventajas competitivas y un 74% de ellas apuntan que lo hace de modo considerable. Además, en el 63% de las entidades este factor alcanza a la alta dirección, puesto que cuentan con una comisión de esta temática en su Consejo de Administración.

Video/ Youtube

A todo esto hay que sumarle que el 80% de los miembros del IBEX 35 han integrado los ODS en los diferentes departamentos de organización y un 69% ya incorporan en el sistema retributivo de la compañía variables ligadas a la sostenibilidad.

(*) En el trabajo del Pacto Mundial de la ONU España han participado las siguientes compañías: Acciona, Acerinox, ACS, AENA, Almirrall, Amadeus, ArcelorMittal, Banco Sabadell, Banco Santander, Bankinter, BBVA, CaixaBank, Cellnex, CIE Automotive, Colonial, Enagás, Endesa, Ferrovial, Fluidra, Grifols, IAG, Iberdrola, Indra, Inditex, Mapfre, Meliá hotels, Merlin Properties, Naturgy, PharmaMar, Red Eléctrica, Repsol, Rovi, Siemens Gamesa, Solaria, Telefónica.

Sea cual sea la posición, lo que está claro es que las empresas no son ajenas al conocimiento de la Agenda 2030. Todas conocen el marco, pero del total de compañías analizadas, un 89% afirman conocerlo profundamente y un 11% dicen tener un conocimiento superficial. El interés ha aumentado gracias, en parte, a la mayor difusión de los medios o las acciones de divulgación llevadas a cabo por las propias compañías.

Foto/Google

En cualquier caso, los ODS no son una pieza que se monta y se desmonta en las estrategias. Es necesario fijar unas prioridades. En este sentido, la jerarquía de los objetivos por parte de las empresas del IBEX 35 va más allá de la traducción de las principales acciones sociales y ambientales: un 80% del índice bursátil ya identifica sus ODS prioritarios, con lo que el mapeo de impactos es más eficiente. De este modo, analizan, por ejemplo, si las actividades empresariales afectan positivamente a las personas o al planeta o si, por el contrario, les suponen un perjuicio.

Cambio climático, igualdad de género y trabajo digno

En cuanto a los ODS en los que más trabajan las empresas, el prioritario -hasta un 94%- es el 13, relacionado con la adopción de medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. A continuación se sitúan el ODS 5, sobre la igualdad de género y el ODS 8, que aboga por el trabajo digno y crecimiento económico. Ambos han sido trabajados por el 91% de las empresas del IBEX 35. Hay que sumar a la lista de prioridades el ODS 9, enfocado en la Industria, Innovación e infraestructura; además del ODS 17, basado en las alianzas para lograr los objetivos. 

Además de la priorización, hay que tener en cuenta que los ODS requieren control por parte de los Consejos de Administración. Es por ello que el 63% de las compañías del IBEX 35 cuentan con una comisión de sostenibilidad en sus órganos de decisión, lo que implica reforzar el compromiso de la alta dirección de la empresa y obliga a rendir cuentas. Bajo esta premisa, el 86% de las empresas consideran que su trabajo en sostenibilidad ha impactado de modo positivo en sus resultados económicos.

El sentimiento se refuerza en un 34% de las mismas, que elevan la valoración a “considerable”. Así pues, las empresas del IBEX 35 que integran cuestiones de sostenibilidad son más robustas, disponen de mejores sistemas de gobernanza y de comunicación con los grupos de interés, además de que gestionan de un modo integral los posibles riesgos. Asimismo, presentan características de flexibilidad y adaptación, lo que permite aprovechar determinadas oportunidades de negocio con respeto a otras empresas.

En palabras de Cristina Sánchez, Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas España, la formación de la plantilla en el IBEX 35 (83%), “casi triplica el porcentaje de las empresas a nivel nacional, que se sitúa en el 30%”. Por lo que considera que este ejercicio de sensibilización y captación es esencial para asegurar la integración eficaz de la Agenda 2030 dentro de la organización y extender así el movimiento de sostenibilidad “más allá de los muros de la empresa, propiciando lo que llamamos un liderazgo colectivo”.

Video/Youtube

Evaluación de proveedores o economía sostenible

En cuanto a las acciones en las que se observa un crecimiento exponencial y que apuntan a extenderse al resto de empresas españolas, destaca, entre otras, la elección de proveedores siguiendo criterios sostenibles. De este modo, las empresas del índice bursátil aseguran realizar evaluaciones a proveedores bajo criterios medioambientales (88%), de derechos humanos (85%) así como incluir cláusulas contractuales en materia de sostenibilidad (79%). Por otro lado, también se contempla una clara apuesta por la economía sostenible a través de préstamos vinculados a criterios de sostenibilidad (58%) o de bonos verdes (52%) y de la utilización de instrumentos de inversión sostenible (85%).

A modo de conclusión, el Pacto Mundial de la ONU España reflexiona sobre la complejidad para relacionar sostenibilidad y rentabilidad. Con todo, el 88% de las empresas del IBEX 35 afirman que la integración de la sostenibilidad y los ODS ha impactado de forma positiva en los resultados económicos de la empresa. Más firmes han sido las compañías ante la pregunta sobre si el trabajo en sostenibilidad permite obtener ventajas competitivas, en este caso, un 100% aseguran que existen este tipo de virtudes.

Noticias relacionadas:

https://www.lanacion.com.ar/economia/finanzas-sostenibles-el-inesperado-aporte-del-sistema-financiero-al-cuidado-del-ambiente-nid05082021/