Aula invertida en tiempos de COVID-19: La educación virtual era un escenario lejano en El Salvador. Los docentes tuvimos que perder el miedo y atrevernos a utilizar herramientas tecnológicas y pedagógicas que nos ayudarán a sacar adelante nuestras clases. Hoy comparto mi experiencia sobre cómo impartir una clase remota de investigación

El modelo de aula invertida o flipped classroom por su denominación en inglés, fue acuñado por Bergmann y Sams (2012), quienes con el deseo de apoyar a aquellos alumnos que por diferentes causas no podían asistir regularmente a clases, diseñaron una estrategia didáctica en la que empleaban diapositivas y videos. Ilustración tomada de Internet con fines académicos

Por Kevin Salazar Recinos

La Educación Superior fue sorprendida al tener que suspender sus clases presenciales el pasado 11 de marzo por mandato del Ejecutivo a causa de la crisis sanitaria de la COVID-19. A partir de ese entonces, los docentes se enfrentaron a la incertidumbre de cómo garantizar la continuidad de formación universitaria en el 2020. Para muchos académicos, la educación virtual parecía lejana y que su realización en El Salvador sería lenta y de inversión en infraestructura y equipos tecnológicos adecuados para responder a los entornos virtuales.

Toda la comunidad educativa, sin importar la etiqueta generacional de baby boomers, X, milénico o pos-milénico, se vieron forzados a perder el miedo total a las herramientas tecnológicas aplicadas a educación para responder a este reto que impuso la pandemia. Como docente de Educación Superior decidí aprovechar las aplicaciones y plataformar virtuales disponibles para establecer comunicación y un acompañamiento a mi grupo de estudiantes, con el propósito de generar aprendizajes significativos y relevantes para ellos. Para ello, me enfoqué en aplicar el aula invertida o flipped classroom, una modalidad de aprendizaje mixto que permite retomar lo mejor de lo presencial y lo virtual con el fin de utilizar el tiempo de clase para desarrollar los procesos cognitivos de mayor complejidad que favorezcan al aprendizaje significativo.

Propuesta metodológica para impartir una clase remota

Las estrategias metodológicas se definen como procesos ejecutivos mediante los cuales se eligen, se coordinan y aplican habilidades, es decir, se trata de una secuencia de actividades planificadas para conseguir el aprendizaje, en las materias del eje de Investigación de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD), se aplican los cuatro momentos del aula invertida: exploración de conceptos, experimentar, crear significados y aplicación, combinando sus actividades en «problematizar», generando al final productos ligados al componente teórico-práctico.

En la exploración de conceptos se utilizan las siguientes estrategias metodológicas remotas:

  1. Focal introductora: Grabo mis clases magistrales en la plataforma LOOM con una duración de 20 a 30 minutos sobre un contenido específico más la demostración en aplicación para motivar al estudiante. Esta estrategia busca atraer la atención del alumno, activar sus conocimientos previos o incluso crear una situación apropiada de la situación motivacional del inicio.
LOOM es una herramienta alternativa para grabar material en línea. Si eres educador, ofrece el paquete de LOOM EDUCATIVO totalmente gratis para compartir material con los estudiantes. Si quieres ver el video, debes dar clic a la imagen.

2. Aprendizaje por organización jerárquica. Siempre he considerado que un pensamiento controlado que implica llevar y traer conceptos, uniéndose y volviéndose a separar. La organización puede hacerse por su clasificación, formando categorías, estableciendo jerarquías de mayor a menor o una pirámide de conceptos. La forma eficaz es la construcción de bloques de conocimientos como: redes conceptuales, redes semánticas, líneas de tiempo, etc., para ello, recomiendo utilizar diagrama.net y timestoast.com, que son herramientas gratuitas, la primera, ayuda a crear mapas y flujos de pensamiento; la segunda, se presta para líneas de tiempo. Ambas permiten al estudiante despertar la intuición de conocimiento.

En Classroom, comparto el material a utilizar para que los estudiantes logren construir sus redes o líneas de tiempo en plataformas virtuales.
Timetoast.com es una plataforma para crear líneas de tiempo gratuitas o pagadas. Permite la jerarquización de información más visual. Si quieres ver la línea de tiempo de clase sobre la evolución de la investigación científica, dar clic a la imagen
En diagrama.net, los estudiantes pueden acceder con su cuenta institucional de forma gratuita y pueden crear sus mapas o redes semánticas. En investigación se utiliza para el flujo de pensamiento de problema, una herramienta que permite aterrizar al Anteproyecto de Investigación en Comunicación.

3. Aprendizaje por descubrimiento: A través de la exploración de lecturas en PDF, se les pide a los estudiantes que generen matrices de informativas que retengan las ideas principales del sustento teórico, esto con la intención que defina la toma de decisiones estratégica en proyectos de investigación.

Una de las ventajas de Google Classroom en asignar tareas, es que uno de profesor puede habilitar procesadores de texto conectados a Google Drive y generarle una copia al estudiante. Esto impide la duplicación de documentos y el trabajo en la Internet. La matriz proyectada es una síntesis de la lectura asignada, cuyos elementos sirvieron para proyectos de investigación en la cátedra de Análisis de Públicos y Audiencias.

En la segunda fase del aula invertida, experimentar, se utilizan las siguientes estrategias metodológicas:

4. Interacción con la realidad: Pretendo en las clases de investigación que los estudiantes hagan simulaciones o exploraciones con personas, instituciones, objetos y organizaciones para construir cada elemento del protocolo de investigación en comunicación. Las revisiones de este intercambio se realizan a través de MEET y se utilizan de apoyo los formularios de Google para sistematizar información.

En Análisis de Públicos y Audiencias, las videollamadas son utilizadas para dialogar con los estudiantes, donde exponen sus avances o hallazgos, gracias a la interacción con la realidad.

5. Aprendizaje por colaboración: Los estudiantes del área de investigación permite que cada uno logre desarrollar sus las habilidades mixtas, permitiendo la interdependencia positiva, interacción, la contribución individual y las habilidades personales y de grupo.

En la clase de Investigación Aplicada se utiliza el procesador de texto que dispone Google Drive para que todos los involucrados le den coherencia al producto que se está trabajando.

En la tercera etapa del aula invertida, crear significados, se emplean las siguientes acciones metodológicas:

6. Aprendizaje basado en proyectos y en problemas: Los estudiantes planean, implementan y evalúan proyectos que tienen una aplicación en el mundo real más allá del aula de clase. Los pasos a desarrollar son: uno, situación problema; dos, descripción y propósito del problema; tres, reglas; cuatro, roles de los participantes; y cinco, especificaciones del desempeño

El proceso de investigación arroja productos claves para continuar con la lógica operativa para diseñar una propuesta de intervención comunicacional.

En Classroom, se habilita el repositorio para establecer un diálogo de intercambio para crear una reflexión del esfuerzo hecho en la experimentación, creando un significado de aprendizaje a miras de una aplicación.

Y en la cuarta etapa del aula invertida, aplicación, se sigue la siguiente estrategia metodológica:

7. Aprendizaje auténtico: Este permite proyectar, orientar y dirigir las especificaciones concretas del trabajo reflexivo de los estudiantes. El estudiante asume y dirige su criterio y pensamiento. En el caso de investigación, ya es la exposición final del producto con dominio del lenguaje técnico pertinente de la asignatura.


¡Tu futuro no se detiene en ningún momento! ¡Estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Dr. José Matías Delgado!

Ante la crisis del coronavirus, la Escuela de Ciencias de la Comunicación sigue forjando comunicadores en diversas plataformas digitales. Como institución de Educación Superior se es consciente de que el COVID-19 vino a cambiar los procesos de enseñanza-aprendizaje y, ante eso, responde de forma inmediata ante las necesidades educativas de nuestros estudiantes.