Tecnología sostenible promete un futuro más verde

0
339

Foto tomada de internet

Por Estefanía Almendares

La tecnología cobra un papel más importante a la hora de dar respuesta a los desafíos a nivel medioambiental, social y económico a los que nos enfrentamos actualmente.

En un mundo cada vez más consciente del impacto ambiental, la tecnología sostenible emerge como una solución prometedora. Desde innovaciones en energías renovables hasta desarrollos en transporte ecológico, la industria tecnológica está liderando el camino hacia un futuro más verde

La tecnología sostenible, también conocida como tecnología verde o tecnología limpia, se refiere al desarrollo y aplicación de soluciones tecnológicas que buscan satisfacer las necesidades presentes sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades. Este enfoque se basa en la consideración de los aspectos económicos, sociales y medioambientales, con el objetivo de minimizar el impacto negativo en el medio ambiente, promover la equidad social y garantizar la viabilidad económica a largo plazo.

El desarrollo y adopción de tecnologías sostenibles son fundamentales para abordar los desafíos globales actuales, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la escasez de recursos naturales y la degradación del medio ambiente. 

Las tecnologías sostenibles son aquellas que están enfocadas en los principios de sostenibilidad. A través de la reutilización, el reciclaje, la conservación de recursos naturales y de la eficiencia energética, reducen la contaminación. Por lo tanto, minimizan el impacto ambiental. Es por esto  que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sugiere modificar prendas que aún sirven, realizar compras a conciencia de las necesidades personales y reciclar aquello que ya no se utiliza como por ejemplo la ropa que la población  utilizándolas para crear  obras de arte.

Video del canal Buscador de Arquitectura

Recientemente, se han alcanzado logros significativos en la eficiencia de las energías renovables. La energía solar y eólica, en particular, han experimentado avances impresionantes en la reducción de costos y el aumento de la capacidad de generación. Esto ha llevado a una mayor adopción de fuentes de energía limpias en todo el mundo.

En el año 2025 El Salvador pondrá una planta de placas solares donde Estudios de factibilidad indican que la planta tendrá una generación anual de 23 mil 278 megavatios hora, lo que a los efectos del cambio climático evitará la emisión de nueve mil 662 toneladas de dióxido de carbono (CO2) y equivale a sembrar 161 mil 618 árboles anuales. Según la plataforma prensa latina 

Además, la movilidad sostenible está en auge con el incremento de vehículos eléctricos y sistemas de transporte compartido. Las ciudades están implementando infraestructuras amigables con el medio ambiente, como carriles para bicicletas y transporte público eléctrico, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero.

Existen varias formas de incorporar la tecnología sostenible en nuestra rutina diaria, algunos ejemplos son:

Uso eficiente de la energía: Instala dispositivos inteligentes y eficientes energéticamente en tu hogar, como bombillas LED, termostatos inteligentes y electrodomésticos de bajo consumo.

Consumo consciente: Investiga y elige productos y servicios que sean respetuosos con el medio ambiente y que provengan de empresas que practiquen la responsabilidad social corporativa.

Tecnología agrícola sostenible: utiliza tecnologías como la agricultura de precisión, el riego inteligente y la monitorización de cultivos para optimizar el uso de recursos naturales como el agua y reducir el impacto ambiental de la agricultura. 

 Agricultura urbana y alimentación sostenible: Cultiva tus propios alimentos en casa, apoya a los agricultores locales y elige opciones de alimentos orgánicos y de temporada para reducir la huella de carbono asociada con la producción y el transporte de alimentos.