La campaña hecha por Humane Society International ha cautivado a todos al expresar, con ironía, la rutina diaria de una de las víctimas de experimentaciones cosméticas en animales. El cortometraje animado busca erradicar las pruebas de producto de grandes marcas. Actualmente, el video colgado en YouTube cuenta con 3 millones 438 mil 529 vistas

«Save Ralph» es un poderoso cortometraje de animación stop-motion, que presenta a la ganadora del Oscar, Taika Waititi, como la voz de Ralph, quien está siendo entrevistado para un documental, mientras realiza su rutina diaria como «evaluador» en un laboratorio.

Por Edenilson Miranda / Agencias

Con el objetivo de sensibilizar y tomar conciencia, la Humane Society International, una organización que vela por todas las formas de vida en la Tierra, dio a conocer un vídeo bastante emotivo, en el que se muestran las prácticas de algunas compañías en pequeños animales sólo para probar productos de belleza. Está es la historia de real de un pequeño conejo que trabaja como objeto de pruebas en un laboratorio. “Estoy ciego del ojo derecho y estoy sordo de mi oreja derecha también, en realidad, sólo escucho un pitido agudo bastante molesto, ¿no?”, son algunas de las frases con las que el protagonista de la campaña: «Save Ralph» describe de forma casual el flagelo al que diariamente es sometido.

En el clip, Ralph continúa hablando de las consecuencias que ha sufrido en todo su cuerpo, pero lo que más sorprende es su resiliencia, según él, los humanos son superiores a los animales y el propósito de los conejos es ser funcionales a sus deseos. Ralph reconoce que ese es su destino, el mismo que vivió su familia. Más adelante, el conejo es levantado por un humano y es llevado a un laboratorio, donde hay otros de sus misma especie que están sujetados y lo invitan a que pida ayuda, pero no hace nada. Segundos después, en uno de los experimentos a testear, Ralph queda ciego y desorientado, sin embargo, él sigue creyendo que es normal lo que hacen.

“Sin los países que permiten experimentación con animales me quedaría sin trabajo, estaría en el campo como un conejo normal, pero todo está bien, ¿no?», es el cierre del discurso de Ralph, quien con dolor, apenar logra levantar su pulgar frente a la cámara. La campaña publicitaria combina la narración empática con la magia de la animación stop-motion, además de la producción de un elenco internacional para dar voz a esta campaña global con el objetivo de prohibir las pruebas cosméticas “de una vez por todas”, dice la voz de Ralph, interpretado por el cineasta Taika Waititi.

Lo que se presenta aquí no es nuevo, pues hace más de 100 años que las pruebas en animales se popularizaron y aunque el tema no es nuevo y muchas organizaciones luchan cada año para que esta práctica sea prohibida de manera global, ninguna campaña había tenido la recepción mundial como la ahora dirigida por Humane Society International, (HSI, por sus siglas en inglés). El corto ha unido a varias celebridades de Hollywood, fue dirigido por Spencer Susser (The Greatest Showman), en un formato de stop motion y con las voces de Taika Waititi (Jojo Rabbit, Thor Ragnarok, The Mandalorian), Zac Efron, Olivia Munn, Ricky Gervais, Rodrigo Santoro, Tricia Helfer y Pom Klementieff.

Aunque la versión original es en inglés, ya está disponible en español con las voces de George Lopez, Wilmer Valderrama y Rosario Dawson. También saldrá en francés, portugués y vietnamita. Sin embargo, antes de que esto pasara, ya había sido subtitulado por el canal El Universo, mejor conocido por eh!, lo cual ha facilitado que el video se volviera viral en habla hispana. Este ya cuenta con más de 42 millones de reproducciones y casi 40 mil comentarios en Instagram. En cambio, el video oficial publicado por Humane Society, ya casi alcanza los 3 millones 438 mil 529 vistas solo en YouTube.

La campaña se concentra en 16 países que incluyen Brasil, Canadá, Chile, México, Sudáfrica y 10 naciones del sudeste ssiático. Y a escala nacional se han desatado varios comentarios que se manifiestan en contra de la campaña, en el que se afirman que este tipo de prácticas no solo se da en animales, tal es el caso de vida.sv, que asegura que Planned Parenthood también hace experimentos con los restos de los bebés descartados y que nunca nadie se ha manifestado ante dicha crueldad, así como también señala a Save Ralph como una campaña de marketing que apela a las emociones, para desvalorizar la especie humana.

La campaña también ha desatado controversia en otras partes de América Latina, como en México, en donde aseguran que marcas como: L´Oreal o Mary Kay no son 100 por ciento «Cruelty free«, pues venden productos en países como China para poder comercializarlos en el gigante asiático. Incluso ha vuelto ha resurgir en comentarios la película: «Legalmente rubia», que pasó desapercibida, casi nadie le dio importancia a lo que estaba criticando y al llamado que se estaba haciendo.