La razón principal por la que el buscador Google es el más popular en el mundo, se debe a la rapidez en que los usuarios obtienen respuestas sin ingresar a otros sitios web; sin embargo, esta increíble herramienta afecta al tráfico de otros sitios web, que dependen del número de vistas

Por Cecilia Pleitez /Agencias

Todos en algún momento de nuestro diario vivir hemos colocado una pregunta en el buscador Google, con la esperanza de encontrar una respuesta concreta sin dar un clic. Por ejemplo: saber qué hora es en una ciudad específica, la tasa de cambio de una moneda, la traducción al inglés de una palabra, en fin, una diversidad de curiosidades que pueden gestarse en nosotros mismos, pero lo más probable es que nuestra respuesta aparecerá dentro de un recuadro como primera opción, a este fenómeno se le conoce como Cero Clic, que permite obtener de forma automática las respuestas de la búsqueda en Internet, sin necesidad de navegar en otros sitios web.

Este tipo de resultados e popular entre los internautas, así como aquellas búsquedas que se realizan por comando de voz en dispositivos inteligentes, porque dan una respuesta inmediata y concreta, lo que quiere decir que no solo Google es el buscador que utiliza la técnica del cero-clic, también a lo largo de los años ha sido utilizada por Alexa de Amazon, Siri de Apple.

Fotografía obtenida desde Google para ejemplificar el cero clic.

El daño colateral del Cero-clic

De acuerdo con Rand Fishkin, en su blog de SparkToro, el 50.33 por ciento de las búsquedas realizadas en Google terminaron como Cero Clic, esto significa que aún cuando las páginas web han utilizado el lenguaje Search Engine Optimization (SEO) que Google ofrece, su tráfico de visitantes se ve reducido, por lo tanto no se benefician de esta estrategia.

Aunque para los usuarios de Google esto es una gran hazaña, para los sitios web que dependen de estas visualizaciones o las empresas que necesitan ser vistas a través de su espacio virtual, representa un riesgo, debido a que algunos invierten en publicidad en las páginas, con la esperanza que las personas hagan clic en su sitio, y así obtener ingresos.

Al ser Google el principal proveedor de publicidad de sitios web a través de sus funciones Google Adwords y Google AdSense no es una opción viable que las empresas rompan su relación con Google para evitar el cero clic. Sin embargo, los sitios web parecen tener una opción, de acuerdo con Pablo Chávez, quien es gerente general de la agencia InboundCycle en Chile, es posible ser parte del cero clic a través de los rich snippets.

¿Qué son un rich snippet?

Los rich snippets o fragmentos enriquecidos son considerados un subconjunto de los clics sin búsqueda, porque además de mostrar las respuestas concretas Google añade datos adicionales la información del título de su fuente, puede agregar reseñas, valoraciones y la dirección URL de la fuente.

La manera más orgánica para ser un rich snippet, es decir, destacar entre las respuestas de Google es creando un contenido de calidad bien estructurado, haciendo uso del lenguaje SEO, habilitar los plugins para optimizar el contenido. Chávez considera entre los rich snippets más comunes pueden descarse: los comentarios, marca de producto, organizaciones, vídeos, eventos. Sin duda alguna, las empresas con sitios web deben dedicarse a crear una estrategia de inbound marketing que les ayude a posicionarse como primer lugar en Google con buen uso de keywords.