La campaña publicitaria pretende cumplir un objetivo primordial de la empresa francesa distribuidora de material deportivo: hacer del deporte accesible para todos. Para ello, Decathlon y la organización De Rode Antraciet VZW han creado el primer equipo ciclista compuesto exclusivamente por personas en prisión para su incorporación en la sociedad

Decathlon crea el primer equipo ciclista compuesto por reclusos. La intención es utilizar el ciclismo como herramienta de cohesión y de integración social de estos ciudadanos que guardan prisión. Fotografía cortesía.

Por Cecilia Pleitez/Agencias

El deporte es beneficioso para la salud, un mantra que se repite constantemente en la sociedad para que el individuo tenga un equilibrio físico y mental. Bajo esa premisa, Decathlon y De Rode Antraciet VZW quieren demostrar que este mensaje es real y pretende evidenciar los beneficios con los presos. Así inicia “The Breakaway”, la puesta publicitaria creada por  la agencia BBDO en Bélgica, donde expone a seis cautivos de prisión de máxima seguridad de Oudenaarde. Ellos podrán participar en carreras de ciclismos virtuales con competidores que están en el exterior, gracias al trabajo en conjunto que han logrado la marca de distribución de material deportivo y la organización sin fines de lucro con la plataforma  Zwift.

«The Breakaway» surge como una campaña de incursión social que pretende promocionar los deportes y la cultura en las prisiones. La característica de esta iniciativa comunicacional es que al menos en Bélgica es que se trata de una deporte virtual. Para Heather Loontjens, quien es responsable de Deportes en De Rode Antraciet vzw, considera que: «hacer ejercicio es una actividad realizada por las personas a cualquier nivel social, y da pauta a crear interacción entre los prisioneros y los ciudadanos en el mundo exterior».

Según Loontjens, los integrantes permanecerán en el anonimato y, al momento de las competencias, aparecerán con nombres como nombre John Doe. Este tipo de identidad es utilizado a escala internacional por las fuerzas de seguridad para identificar a una persona anónima. Por tanto, el entrenamiento podrá ser consistente, donde los participantes podrán cumplir con los reglamentos de Oudenaarde y contarán con la aplicación deportiva Strava, que permite llevar un mejor control del rendimiento de cada jugador en cada encuentro.

¿Quiénes serán la competencia de los nuevos atletas?

La filosofía de Decathlon siempre ha sido la misma: dar accesibilidad al deporte a todos los rangos de personas sin distinguir por ningún factor. Según la marca, se quiere hacer lo posible para que cualquier persona, con cualquier condición personal y en cualquier contexto pueda practicar deporte.

Los seis deportistas competirán en la carrera virtual de eCycling con jueces, oficiales, guardias de la prisión de Bélgica e incluso otras personas que trabajan en el Departamento de Justicia. El triatlón se transmitirá a través de Facebook y, por el momento, se puede seguir paso a paso con los entrenamientos a través de la página oficial de «The Breakaway«

¿Puede un deporte virtual ayudar a los reclusos a reintegrarse?

Para la compañía Decathlon, tal y como señalan en una landing creada para esta campaña, “el deporte libera a la gente, incluso cuando estás atrapado entre cuatro paredes, y reemplaza los pensamientos negativos con pensamientos positivos”. Asimismo, a través de su perfil de Twitter se han mostrado orgullosos de este “proyecto único”.

Los nuevos atletas no solo trabajaran el aspecto físico, aprenderán a trabajar en equipo, a lidiar con las dificultades del fracaso al entrenar. Además podrán ejercitar su mente. Para Sarah Van Pelt, quien es la psicóloga del sistema de prisión de Bélgica, considera que si se desea la reinserción prisioneros con mente sana a la sociedad, al menos se les debe dar la oportunidad que trabajen en su salud mental.

A pesar de que este es el primer equipo deportivo compitiendo de manera virtual desde una prisión, no es la primera vez que Decathlon demuestra que el deporte rompe con los prejuicios sociales hacia los reclusos. En el 2009, la marca ejecutó proyectos de rehabilitación social en las cárceles de Francia 200 reclusos tuvieron la oportunidad de participar en un tramo del reconocido Tour de France, según lo compartió The Guardian.

El deporte es libertad, encuentra tu libertad en Decathlon

Decathlon Bélgica