La marca alemana presenta su nuevo diseño y coche eléctrico como signo de apegarse más al mercado mundial con modernidad y autenticidad. La aplicación de la identidad visual abandona los elementos adicionales y vuelve a lo elemental con un plano bidimensional

Ralf Brandstaetter, CEO de Volkswagen Passenger Cars, y Juergen Stackmann, director de ventas y marketing de Volkswagen, presentan el nuevo logo. Foto tomada de Internet con fines académicos

Por Sebastián Martí / Agencias

Los procesos de proyectos de diseños relacionados a la identidad visual se basan en el uso y aplicación de varias teorías o estrategias: teoría del signo, percepción visual, diseño y estrategias culturales (Stellato, 2012). Volkswagen no es la excepción en el cambio de diseño de marca. El logotipo de la marca alemana (la unión de dos iniciales la V de Volk y la W de Wagen) es uno de los más reconocidos de la industria y sus cambios han ido muy ligados a la evolución de la propia compañía desde su creación hace más de ocho décadas. 

Así ha cambiado el logo de Volkswagen desde 1937 hasta hoy
Línea cronológica de los cambios de identidad visual de Volkswagen.

El nuevo logotipo de Volkswagen, que ha reducido sus elementos esenciales, implementa luz y recrean un logo más vistoso y funcional, con un toque de sencillez. Respecto a la estrategia del proyecto, Jochen Sengpiehl, director de marketing de Volkswagen, explica: “Hemos creado una nueva experiencia global de marca global en todos los canales y en todos los puntos de contacto. Como principio general, el objetivo en el futuro no será mostrar un mundo publicitario perfecto. En nuestra presentación, queremos ser más humanos y más vivos, adoptar la perspectiva del cliente en mayor medida y contar historias auténticas».

Sin duda, todas las compañías de gran nombre que optan por incursionar con este tipo de diseños, se someten a un gran cambio que puede repercutir de múltiples formas en ellas. Al asumir esto se siguen una de las tantas nuevas tendencias por las que discurre el mercado. Volkswagen es la ùltima gran empresa en hacerlo y promete buenos resultados con la buena elección de sus alteraciones, las cuales siguen manteniendo la esencia de la marca y siguen teniendo dentro a su mítico VW.

Las grandes empresas se encuentran cada vez ante un mercado más exigente, con clientes que únicamente les brindan fidelidad al sentirse identificados con ellas. Por lo tanto, es importante el tema de los logotipos en el área del mercadeo, ya que es la carta de presentación de toda marca y es la imagen que el consumidor recrea en su cabeza al pensar en ella.

Renovación con coche electrónico

Volkswagen pisa el acelerador de la movilidad eléctrica. La compañía presentó también su nuevo coche ID.3, que en su versión básica costará menos de 30.000 euros, un precio bastante por debajo del que ofrecen otros competidores directos del mercado. “El ID.3 es un todoterreno adecuado para el uso diario. Es compacto, por lo que ofrece la maniobrabilidad de un automóvil pequeño con el espacio interior de un vehículo de gama media. Combina un diseño emocionante con tecnología innovadora y un rango significativo”, afirma Silke Bagschik, jefe de ventas y marketing del ID.3, durante la presentación del vehículo en Frankfurt, en la víspera de que se abran las puertas del Salón del Automóvil de esta ciudad a la prensa.

El nuevo automóvil está basado en la plataforma MEB para vehículos eléctricos del grupo. El ID.3 estará disponible en tres versiones diferentes, según el tamaño de la batería. La versión más económica tendrá una batería de 45 KWh y una autonomía de 330 kilómetros.

Volkswagen rompe el mercado con un coche eléctrico por menos de 30.000 euros
Volkswagen rompe el mercado con un coche eléctrico por menos de 30.000 euros. Foto de REUTERS