El guitarrista principal de la banda salvadoreña de rock, Vinilo, afirma que buscan abrirse paso en la escena musical, tocando covers y saliendo de las fronteras salvadoreñas para conquistar el gusto musical internacional

Por Yosibeth Alfaro

César Morales es el guitarrista principal y cantante de la nueva banda salvadoreña de rock, Vinilo, que nace, a partir de la pasión que todos sus integrantes comparten por la música de los años sesenta, setenta, ochenta y noventa, por el deseo de revivir y recordar esta música a las nuevas generaciones. Todos sus integrantes han trabajado juntos en algunos proyectos y cuentan con más de 10 años en la escena musical. Actualmente, Vinilo se dedica a tocar covers, pero ya están trabajando en sus propias producciones y que promoverán a través de las plataformas digitales.

¿Cómo y cuándo nace Vinilo?

Yo vengo tocando con las mismas personas pero en diferentes proyectos, es así como los integrantes de todos estos proyectos dónde antes estaba yo, decidimos juntarnos y fundar Vinilo. Vinilo nace como tal, a partir de la idea de llevar la música que a nosotros nos gusta que es un estilo retro de los años sesenta, setenta, ochenta y noventa. Tenemos un concepto retro y la mayoría de canciones que tocamos son de esa época. En sí el proyecto Vinilo tiene alrededor de un año, pero los músicos venimos tocando desde hace mucho tiempo y cada uno tiene una carrera musical de más de 10 años en diferentes agrupaciones de distinto estilos.

¿Quiénes conforman la banda?

Las tres vocalistas femeninas: Andrea Morales, María Soneta y Kelly Figueroa. Cada una de ellas se va rotando dependiendo de la canción canta una y las demás en coro. Dos vocalistas masculinos: yo y José Morales; ambos estamos en voz y guitarras. Yo soy la guitarra principal y luego está Gustavo Barrera quién es el guitarrista rítmico de la banda. José Morales también toca el piano. El bajista, Diego Baños y el baterista Álvaro Lizano. Casi que todos cantamos y nos complementamos en los coros, dependiendo de la canción.

¿Qué los motivó a fundar la banda?

Porque todos tenemos la misma visión, revivir esa música que es muy buena, pero que las nuevas generaciones han olvidado por ritmos como el reguetón o pop, que es lo que está de moda. Mostrar que es música que de verdad tiene un gran valor histórico y musicalmente hablando tiene demasiadas cosas. También para que los adultos puedan disfrutar y revivir esa música con conciertos con conceptos retro.

¿Quién ha sido su principal apoyo?

Hemos sido nosotros mismos. Todos hemos dado un aporte significativo y, más allá de la banda, somos amigos y nos apoyamos entre todos.

¿Cuál es el género musical que distingue a Vinilo?

Principalmente el rock. También tocamos pop. Sin embargo, eso depende del evento, ya que hemos tocado de todo, desde el jazz que es música más tranquila hasta rock, metal y cumbia. Y es chivo porque por la experiencia de cada uno, tenemos la versatilidad de tocar cualquier ritmo.

¿Cuál es su mayor reto?

El que yo veo tanto en Vinilo como en otros tipos de bandas, es darse a conocer en un país en dónde no hay fuentes de apoyo súper grandes para expandirte. Obviamente hay pequeñas instituciones o grupos de personas que ayudan a bandas a darse a conocer, pero no hay una industria musical, por ello es mucho más difícil si hablamos de expansión o viralización. Se debe luchar contra eso, porque la mayoría de bandas y músicos en el país tienen sus trabajos aparte porque la banda no les va a dar todo el dinero que necesitan. Se debe ser constante con lo que querés. Toca pesado pero si eso es lo que te gusta vas a dar todo por ese proyecto.

¿Han trabajado con otras bandas nuevas del país?

No, por el momento no. Solo hemos tocado con solistas como Alex Oviedo.

El grupo o solista nacional que más admiran.

La banda que se llama El Ático, es de rock progresivo que tiene músicos muy buenos. Y también está Xuc Trío, una banda liderada por el salvadoreño Juan José Gómez en México.

¿Qué es lo que han aprendido de las agrupaciones que han marcado a El Salvador con su música?

Su perseverancia y nadie va a venir y te va a dar una gran oportunidad; sino que vos tienes que salir y buscártela. Vas a buscar y buscar, pero probablemente vas a fallar. Solo debes seguir ahí porque no sabés qué día va a suceder algo que tenga éxito y tenés que estar preparado.

¿En qué proyectos trabajan actualmente?

Nosotros tocamos covers pero tenemos el proyecto de lanzar nuestra propia música a través de plataformas digitales y poco a poco irnos metiendo a estas plataformas ya que es la forma más fácil de dar a conocer tu música hoy en día.

En el tiempo que llevan ¿cuáles han sido las dificultades que se les han presentado?

Recalco lo que mencioné sobre la perseverancia, porque a veces tenés integrantes que empiezan súper chivo, pero llega un punto en que dejan todo, es decir no son perseverantes y no son responsables porque al no ser su principal fuente de ingresos no le toman importancia. No son todos, pero suele suceder. Se debe generar en los integrantes ese compromiso de seguir en el proyecto en las buenas y en las malas.

¿Cuáles son sus metas?

Sacar un disco con nuestra música original y llegar a más países de Centroamérica, sobresalir y dar a conocer que en El Salvador hay buenos músicos y que se pueden hacer cosas de buena calidad.

¿Su reto más grande?

Luchar en contra de lo que la gente dice. Porque aquí en el país la gente no te toma en serio, el hecho que seas un artista, dicen que no haces nada o te tachan de “bolo” por ser rockero. Queremos romper con ese paradigma y más allá de hablar, se trata de demostrar a través de la calidad del trabajo que hacemos.

¿Con quién nunca compartirían el escenario?

Con Bud Bunny o reguetoneros en general, (entre risas). No es un género que me agrade mucho y nunca me he identificado con él; a parte que las letras no tienen un buen contenido.

¿Cuáles son las cualidades que distinguen a una buena banda?

Perseverancia, fuerza de voluntad, el coraje con el que enfrentan las cosas, porque esto no es fácil ya que hay mucho competencia, pero al final es tener el coraje para poder enfrentar todo eso.