El legado del Duque Blanco está lejos de extinguirse. Dueño de una carrera camaleónica que no conoció de límites ni ataduras. El músico británico dejó una marca tan notoria como indeleble.

En coincidencia de su natalicio, los fanáticos cuentan con una app de realidad aumentada en la que se puede recorrer manuscritos, vestuarios, pinturas y objetos con narraciones en off de su amigo, el actor Gary Oldman. Fuente EFE

Por Kevin Eduardo Salazar/ Agencias

A 72 años de su nacimiento y casi tres de su muerte, David Bowie es el ícono de la cultura popular del Siglo XX. El británico tuvo una carrera camaleónica que trascendió cualquier norma artística. Bowie creó un universo propio a partir de sus experimentaciones profesionales en el pop barroco, la psicodelia y el hard rock, transformándose en un artista referente del glam antes de la propia existencia del género. Sus seguidores recuerdan al músico usar atuendos extravagantes, maquillaje, mostrar una cuota de ambigüedad sexual y crear un mito insustituible. Aspectos claves del manejo de una marca personal.

Gabriela Guerrero, de la Facultad de Comunicación y Artes Audiovisuales, en su tesis Análisis de la imagen publicitaria de músicos de la cultura pop, asegura que David Jones (nombre de pila) cumple con los requisitos teóricos del branding personal, pues: «Bob Solly, el tecladista de la banda The Manish boy, describió al intérprete de Space oddity, tuvo una personalidad vital, auténtico showman y muy atractivo. Además, el vestuario y su responsabilidad le dan el perfil de un artista de calidad».

Peter Montoya, en su libro The Branding phenomenon, plantea que un ícono «es una persona considerada como un representante de ciertas creencias o formas de vida«. David Bowie, mucho más allá de la extravagancia, representa una forma de vida: el hacer lo que quieres, como quieres y trabajarlo duro por conseguirlo. El académico establece que la marca personal tiene leyes y, en este caso, la ley de la especialidad por comportamiento le cae como anillo al dedo a David. «Fue una persona segura de sí misma, con una actitud que no puede ser descrita de otra manera que atractiva, marcada por su gran interés en llegar en a su meta. Su seguridad complementada con gran sentido del gusto en su presentación personal generaba intriga en su persona», puntualiza Guerrero en su investigación.

Pese a la vorágine de consumo de cocaína, Bowie se convirtió en una figura: el Delgado Duque Blanco, un soulman encantador y repulsivo que elogiaba el fascismo. A finales de los año setenta, el artista gestó una trilogía compuesta por los álbumes más sobresalientes de su carrera: Low, Heroes y Lodger, estas son las muestras claras de cómo traducir una serie de influencias de culto (kraut rock) y presentarlas en el mundo del mainstrem en forma de singles.

En los ochenta, se propuso a ser un músico pop de estadios, pese a que la calidad de sus discos empezó a decaer, sus giras eran, cada vez más, faraónicas. Sin embargo, el traspié creativo en los noventa cambió las reglas del juego y bandas como Nine Inch nails, The Smashing pumpkins y, por supuesto, Nirvana, rescató al británico para estar en sintonía de los géneros que surgieron posteriormente.

«Heroes», una de las canciones más representativas del Duque Blanco

Una app para conocer su secretos

David Bowie is es la aplicación digital hecha por el estudio Planeta, en colaboración David Bowie Archive y Sony Music Entertainment, en la que los usuarios podrán ver más de 500 piezas de vestuarios originalesobras de arteletras escritas a mano y material inédito de la vida del británico.

Para acceder a él, deberás entrar al store de Ios o Android, buscar David Bowie Is y, por 7.99 dólares podrás disfrutar de esta imperdible experiencia.
Una vez adentro, tienes que mover el celular de lado a lado para que la aplicación reconozca tu entorno. Ahí comienza la acción: en la pantalla aparecerán objetos íntimos del cantante, que podrás explorar y ver en 360°.

Hay casi 400 artículos repartidos en 25 categorías, entre las que están disfraces, videos musicales, influencias culturales y escritura de canciones. Incluso podrás ver la letra del mega éxito setentero Starman, en un papel escrita por el mismo Duque Blanco.