Descubre el costo de las diversas actividades de Relaciones Públicas y de Publicidad que realiza la Academia en cada edición de la gala más esperada por las estrellas de Hollywood

En la edición 90, la canción “Recuérdame” de la película “Coco” fue interpretada por Natalia Lafourcade y Miguel, en compañía de un vistoso show con bailarines. Foto de AGENCIAS

Por: Gabriela Rodríguez Saavedra

El séptimo arte catapulta a los relacionistas públicos y publicistas a gran escala. La pasada gala de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas fue una plataforma de PR donde las estrellas de Hollywood deslumbraron con los mejores diseños de reconocidas marcas de moda internacionales. También, es el momento oportuno para que los actores promuevan una acción social o política, técnica que aprendieron de Marlon Brandon, quien envió a la actriz Sacheen Littlefeather, en su lugar, a la ceremonia de 1973 para protestar por el maltrato de la cuna cinematográfica hacia los nativos americanos.

Marlon Brandon rechaza la presea de oro a “Mejor actor” por su papel de Don Corleone en la cinta “El Padrino”, durante la entrega 45° de los premios de la Academia. En su lugar, Sacheen Littlefeather, una activista indígena que declaró haber rechazado el galardón en nombre del actor.

Pese a la presencia de marca, la Academia invierte, según los datos del periódico The Guardian, de 5 a 8 millones de dólares en su campaña publicitaria en cada edición. Bumble Ward, publicista internacional, afirma que “(los Óscar) se trata de las buenas relaciones públicas, conocer a la prensa y los gustos de la gente”. Laura Aguado, representante de Research Analyst en Public Media, señala, en el sitio Bloggin Zenith, que las redes sociales forman parte de la ejecución de acciones publicitarias del evento más importante del cine. “Las redes sociales tienen un efecto multiplicador que está permitiendo a algunos de los grandes eventos televisivos, en directo, vivir un segundo florecimiento (…) la gala de los Óscar tiene todo lo que necesita”.

Hasta el 2018, la famosa selfie de Ellen DeGeneres cuenta con 3 millones 389 mil 882 retweets. La marca Samsung pagó 20 millones  de dólares en la gala de 2014, promocionando un Samsung Galaxy Note 3.

De acuerdo al portal de noticias español La Sexta, se cuestiona el éxito de la marca, pues la anfitriona tras salir de la sala empezó a generar contenido en Twitter con su iPhone, ¿entonces hubo efector multiplicador de la acción comunicativa? Por supuesto, la imitación de la selfie corrió como pólvora en otras marcas.

¿Cuánto se paga para ejecutar las acciones comunicativas en los Óscar?

Los costos de las campañas están a cargo de los distribuidores de las películas, no de los productores. A continuación, se detalla el precio de cada elemento que incluyen las campañas de la Academia, según el portal stephenfollows.com

¿Cuánto ganan las marcas al invertir en la campaña publicitaria de los Óscar?

En la edición de 2017, la Academia obtuvo 113.1 millones de dólares como ingreso en su división de premios, una ganancia de $69.1 millones. La mayor entrada la obtuvo por Disney, que canceló alrededor de dos millones anuales por venta de espacio publicitario de 30 segundos. Además, la transmisión del programa en la cadena ABC tuvo un costo de $75 millones anuales.

Distinctive Assets, una firma de mercadotecnia es la encargada de las bolsas de regalos en los premios de la Academia. Su conocida The Goody bag está valorada en $160 mil dólares (precio varía según lo solicitado por los organizadores). Entre los obsequios que suelen ofrecer son: tres días de hospedaje en el Lost Coat Ranch (la alianza estratégica tiene un costo de 40 mil dólares); 10 sesiones con un entrenador de otras celebridades (900 dólares) y un masaje para la celulitis ($99), publicó el portal The Hollywood reporter.

Para Philip Kotler y Gary Armstrong (2004), en su libro Marketing, las acciones de relaciones públicas y de publicidad persiguen construir buenas relaciones con los consumidores, a partir de una planeación en comunicación en mercadeo favorable, la creación de una buena imagen corporativa y la generación de contenido periodístico institucional que fortalezca la comunicación comercial.