¿Comunicaciones o vacaciones?

¿No te gusta sufrir, verdad? “N’ombre, si no hacés nada ahí…” “A pasear vas a ir”. “Solo porque no lleva mate, ¿vea?”. ¿Vas a ser presentador?... Estos son algunos de los comentarios que la sociedad hace sobre aquellos que deciden estudiar la carrera en Comunicaciones.

0
297
Foto con licencia – Banco de imágenes

Por Augusto EchegoyénRevista matías+plus

¿No te gusta sufrir, verdad? “N’ombre, si no hacés nada ahí…” “A pasear vas a ir”. “Solo porque no lleva mate, ¿vea?”. ¿Vas a ser presentador?… Estos son algunos de los comentarios que la sociedad hace sobre aquellos que deciden estudiar la carrera en Comunicaciones.

El licenciado Mario Quiñonez, graduado de la ECC y docente en la misma institución, menciona que los comentarios que él escuchaba cuando estaba estudiando eran de este tipo: “Es haragán. Todo lo hace a última hora. Es falto de responsabilidad. Está en la carrera solo por ser una figura pública, pero no tiene nada que lo haga ser un agente de cambio dentro de la sociedad.”

Mario comprobó en carne propia que “ser un comunicador es algo totalmente diferente”. Y nunca se sintió identificado con esos estereotipos, puesto que jamás subestimó su carrera. Por lo demás, en algunas de sus materias le demostraron que no eran tan cierto eso de no ver números.

Uno de los grandes estereotipos que la sociedad tiene acerca de las comunicaciones es que el profesional en esta área solo se desempeña como presentador de televisión o locutor, puesto que son los medios de comunicación donde tradicionalmente se encontraba la mayoría de las oportunidades laborales de los comunicadores.

Sin embargo, el comunicador Rolando Ferrer afirma que: “muchos comunicadores hoy en día no saben venderse a las empresas”. Quizás este sea uno de los factores por los que muchas personas y organizaciones afirman que las comunicaciones son algo que no tiene importancia y que no se necesita a alguien especializado, puesto que se puede realizar por “conocimiento común”.

Recientemente se realizó un sondeo entre los estudiantes de quinto y sexto ciclo de la carrera. Se les consultó por qué decidieron estudiar comunicaciones cuando estaban buscando una carrera profesional y el 65% mencionó que porque es una carrera que no lleva números y que deseaban trabajar en un medio de comunicación tradicional, como presentador, locutor o periodista. Sin embargo, en este mismo sondeo también las personas mencionaron que sus perspectivas sobre las oportunidades laborales de esta profesión han cambiado.

Se puede determinar que entre los mismos futuros comunicadores los estereotipos están presentes, al menos al principio. Pero conforme se avanza en los estudios, la mayoría de los estudiantes descubre un mundo más allá de los roles tradicionales de un comunicador.

Los comunicadores se enfrentan a un mundo lleno de estereotipos y de concepciones erróneas y parciales sobre el quehacer de un profesional en esta área. Precisamente, uno de sus mayores retos el cambiar esta percepción.

El licenciado Ernesto Tejada, comunicador y docente de la ECC, también menciona que en esta área existen diferentes formas para desarrollarse como profesional, y muchas no tienen absolutamente nada qué ver con los medios de comunicación: “Un ejemplo personal es que yo no expreso mis ideas por medio de la comunicación verbal, sino por la expresión artística de la fotografía”, afirma.

Evolución de las comunicaciones

El mundo de las comunicaciones ha ido cambiando. Constantemente, a medida que el ser humano va evolucionando, en esa misma medida adapta sus formas de comunicarse. “Y es que antes se consideraba las comunicaciones como un simple medio de transmisión de datos e información”, mencionó el licenciado Ricardo Chacón, director de la Escuela de Ciencias de la Comunicación.

En 1895 nació el cine, una forma de arte que revolucionó la comunicación. Por primera vez en la historia, la Humanidad era capaz de captar y reproducir imágenes en movimiento. Poco a poco, la tecnología añadió nuevos medios como la radio, la televisión, que se difundió masivamente a partir de los años cincuenta del siglo XX, y otros adelantos técnicos. Hoy en día somos testigos del auge de las redes sociales que, sin duda, han dado un nuevo vuelco a las formas de comunicar.

Por su parte, el licenciado Germán Hernández menciona que: “cada vez que aparece un nuevo medio de comunicación, es un impacto increíble en el desarrollo de las comunicaciones. Esto también incide en las vidas de los seres humanos, que han ido transformándose desde el nacimiento del cine hasta el de las redes sociales en la actualidad”.

A la pregunta: ¿Qué seríamos sin las comunicaciones?, el licenciado Ferrer responde: “Nada”. El ser humano, por naturaleza, es un ser social. Si la comunicación no hubiera existido, no se hubiera dado el desarrollo humano que en la actualidad se conoce según el licenciado.

Además, abonó que las comunicaciones son una herramienta que permite el cumplimiento de objetivos de una marca, al tiempo que las empresas cumplir los retos que se han planteado.

“Ahora los comunicadores también se valoran por el hecho de formar parte de una cultura corporativa, aunque muchos desconozcan su existencia”, recalcó el licenciado Chacón.

En las empresas muchas veces pasa que no cuentan con un departamento de comunicaciones, cometiendo uno de los errores más graves, según el licenciado Rolando Ferrer, porque recalca que las comunicaciones son las que dan sentido y desarrollan a la empresa, tanto por dentro como hacia afuera.

Agregó también que: “dentro del área laboral los comunicadores no solo trabajan con otros comunicadores, sino con personas que están muy alejadas del mundo de las comunicaciones”. Por ende, el comunicador debe aprender a mantener una mente en dinamismo para poder laborar con personas de todas las áreas.

Tanto el licenciado German Hernández con el licenciado Chacón coinciden en que las comunicaciones consideradas como una carrera y como una ciencia son fenómenos nuevos. Recientemente se han incorporado en las estructuras de las empresas. En la sociedad es hasta hace poco tiempo que está valorando la importancia de esta disciplina por su aporte al pensamiento estratégico que se desarrolla para el cumplimiento de los objetivos las organizaciones.

Poco a poco las instituciones, tanto públicas como privadas, han comenzado a advertir la importancia de las comunicaciones y ahora buscan la manera de incorporar las comunicaciones al área digital, ya que es una herramienta que permite, entre otras cosas, generar un posicionamiento de marca.

“Antes era como la fresa del pastel. En cambio hoy las comunicaciones son parte esencial del pastel. Ya no son algo extra” recalca el licenciado Ricardo Chacón.

Para tener un buen manejo de las comunicaciones digitales, hoy se vuelve imprescindible contar con personas expertas en temas de redes sociales. Aquí entra el trabajo de los “community manager”, ya que ellos son los que se encargan, no solo de manejar las redes sociales de una empresa, sino que son los guardianes de la imagen corporativa digital, los que pueden anticipar las crisis comunicacionales y los mejor capacitados para mantener la comunicación activa con los públicos de interés de la marca.

“El community manager es el encargado de desarrollar el marketing digital, la comunicación visual y el servicio al cliente en las redes sociales de la marca o empresa para la que labore. A la vez, cuida la reputación y el posicionamiento de marcas y empresas en las redes sociales” comentó el licenciado Christian Fajardo, community manager en W accesorios.

Bajo esa visión de ofrecer profesionales en comunicaciones multidisciplinarios, que cuenten con las habilidades y competencias que el mercado actual demanda, en 2018 la ECC lanzó la actualización de su plan de estudios para el período 2018-2022. En este nuevo pensum, entre otras cosas, se incorporan nuevas asignaturas y se profundiza en las nuevas tendencias de la comunicación.

Se puede afirmar, entonces, que en la actualidad ser un comunicador no es estar de vacaciones. No se escoge esta carrera por no llevar números. No se trata solo de trabajar en los medios de comunicación, ni de estar detrás de una pantalla o de un micrófono. El comunicador es un profesional altamente capacitado en distintas áreas, con pensamiento estratégico, en constante aprendizaje. Los comunicadores constituyen “el vínculo entre todos los segmentos de la sociedad y de las empresas, se encargan de la imagen, de la identidad corporativa, de mensajes y de saber gestionar», como afirma el licenciado Ricardo Chacón.


Noticias relacionadas :