En el quinto encuentro de Disruptivo, Edwin Segura, Metzi Rosales y Ricardo Chacón señalan que los medios públicos deben tener el mismo rigor periodístico con el poder, pero actualmente tienen una posición más favorable. Por su parte, Nohemy Navas menciona qué posiciones y relaciones debe tener un vocero institucional ante la prensa nacional e internacional

Por Adonay Alessandro Rosales

El 7 de abril, la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), realizó la quinta edición de su programa Disruptivo, dentro del cual tendría como tema principal: “Medios públicos y privados, un cambio de enfoque”. En esta edición, se contó con la participación de Nohemy Navas, Metzi Rosales, Edwin Segura y Ricardo Chacón, quienes tienen una amplia experiencia en las comunicaciones, en ramas del periodismo y las relaciones públicas.

Dentro del mundo de las comunicaciones, existen medios de comunicación públicos y privados, los cuales poseen sus diferencias. Edwin Segura, afirmó que puede variar cuál de ellos es mejor. “Siempre ha existido el debate de cómo hacer mejores a los medios de comunicación y las prácticas periodísticas. Existe esa duda sobre cuál medio es más favorable, si uno privado o uno público, pero es algo que no se puede responder hoy en día, porque hay lugares en donde ha funcionado más uno, pero en otros no”, aseguró el periodista. Además, Segura indicó que en países como Reino Unido o Rusia, los medios públicos han tenido un papel importante, como la BBC; no obstante, en otros como Estados Unidos, han sido los privados lo que han generado más protagonismo. Por ende, esto puede variar por región, país e, incluso, por la cultura.

Metzi Rosales, periodista de investigación, hizo énfasis de que los medios públicos no deben prestarse a la comercialización, debido a que “son del público y para el público. Deben de estar libres de la interferencia política. No obstante, en la realidad actual no sucede esto”. De igual manera, destacó que hoy en día, la unidireccionalidad es algo que casi no está en vigencia, gracias, principalmente, a las redes sociales, quienes han hecho que los medios interactúen de mejor manera con sus públicos.

Otro punto del que se habló fue de la libertad de prensa, de la académica aseguró que, actualmente, es un tema complicado. “Para unos reportajes que he realizado, me he encontrado con una directriz de que no dan entrevistas. Estas solamente son otorgadas a los medios que tienen relación con el gobierno”, expresó la periodista. “Eso atenta contra la libertad de prensa, que se promueva la violencia, en redes sociales, contra periodistas que el gobierno considera incómodos. Creo que no se está midiendo que si no existe libertad de prensa, todos perdemos”, concluyó Rosales.

Se contó con la participación de Ricardo Chacón, periodista y director de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), quien habló del nacional populismo y el comunicador. “El punto claro es siempre ser transparente, claro y honesto. El hecho de que el estado quiera hacer periodismo es normal, pero es necesario que este sea transparente y claro”, mencionó. Según Chacón, las comunicaciones siempre deben de ser claras, es decir, no caer en las especulaciones o desinformación.

“No le doy importancia si un estudiante nuestro labore en algún medio privado o público, sino que a lo que sí le doy vigor es que este sea honesto y límpido”, prosiguió el director de la ECC. De igual manera, habló de los medios mixtos, quienes tienen una lógica privada, pero pertenecen a las comunidades. “Dentro de estos tres sistemas de propiedad de los medios, ninguno de los tres son mejores o peores. Nosotros tenemos que educar a hombres y mujeres con criterio”, expresó Ricardo.

El papel del comunicador institucional ante medios públicos y privados

Por su parte, Nohemy Navas dedicó su participación en la ponencia para hablar acerca de varios puntos específicos, enfocados en la comunicación institucional: ¿Cómo el papel que tienen que tener los comunicadores ante los medios de comunicación?, ¿Cómo se gestiona el contenido periodístico institucional? Y ¿Cómo se debe de preparar a un vocero? Además de hablar acerca de tipos de estrategias de comunicación, las que se pueden utilizar para reforzar la relación con la prensa.

Navas mencionó que existen diferencias entre un periodista y un comunicador institucional, debido a que ella expresó que el comunicador institucional se debe dedicar en establecer una relación de interés, en donde el este sirva como un enlace o puente hacia los medios de comunicación. “Aunque todos nos desarrollemos en el rubro de las comunicaciones, tenemos roles diferentes”, explicó.

También, la publirrelacionista hizo énfasis en que el comunicador institucional no solo debe dedicarse a hacer notas de prensa, sino también a realizar otro tipo de materiales, para que el periodista comprenda correctamente la información y no la distorsione. No obstante, Navas mencionó que es importante conocer al público a quiénes se dirigen, principalmente sobre qué están diciendo de nosotros o sobre nuestra competencia, además de qué medios son los que cubren nuestro sector.  Como tercer punto, Nohemy Navas habló acerca de que las organizaciones públicas no hacen publicity, sino que ellos realmente hacen su deber, lo cual es suficiente para la reputación. 

Para finalizar, destacó que la mejor manera en la que un vocero puede contestar es con la verdad. Además, siempre estar informado, para no caer en la especulación; y también, si fuera el caso de recibir una pregunta incómoda, el vocero puede contestar con otra pregunta. “La responsabilidad de que el mensaje se reciba correctamente es del emisor. La prensa no es enemiga, siempre hay que tener una relación estable con ellos”, concluyó Navas.