La vicepresidente de CONFIARP y académica de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD), tiene tres objetivos claros: trabajar con la Academia, establecer el gremio de PR en el país y facilitar los intercambios en profesionales y estudiantes para fortalecer las PR ante el mundo cambiante

Xiomara Herrera Xiomara Herrera, directora de relaciones públicas en Ogilvy, tiene claro que El Salvador dispone de un gremio de PR exitoso para incorporarse a la Confiarp. Video de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Dr. José Matías Delgado.

Por Olivia Novoa

Xiomara Herrera brinda asesoría en comunicación de crisis, capacitación de voceros, public affairs, lobbying político y ha asesorado a empresas nacionales e internacionales de diferentes rubros, así como también organizaciones no gubernamentales y agencias de cooperación internacional. Tu Espacio la entrevistó para profundizar los siguientes temas: qué implicó montar y ejecutar el primer Congreso de Relaciones Públicas, cómo la Academia puede profundizar en la formación de nuevos PR y los proyectos a futuro como vicepresidente de Zona Norte.

1. ¿Qué sentimientos o emociones le generan el nombramiento de vicepresidente de la Zona Norte de la Confederación Interamericana de Relaciones Públicas (CONFIARP)?

17 años de mi vida me he dedicado a las relaciones públicas. Agradezco a los miembros de la Confederación Interoamericana de Relaciones Públicas (CONFIARP) me dieran una gran responsabilidad: ser vicepresidente de la Zona Norte. Me siento con adrenalina, sentido de la deportividad y con entusiasmo, porque El Salvador tiene una asignatura pendiente con nuestra profesión: fortalecer la profesión en los entornos pertinentes para dinamizar la economía. Esa misión, respaldada por una confederación a escala iberoamericana, nos permitirá unificar criterios profesionales y académicos que pueden transformar la realidad salvadoreña.

2. ¿Cómo concibió la idea de gestionar que El Salvador fuera la sede para un evento tan importante de la RRPP, con diferentes países?¿Puede describir el proceso de esta gestión?

Soy apasionada por las comunicaciones, nunca me quedo estática y por eso estoy a la búsqueda de oportunidades. En una ocasión, fui, en 2015, a Medellín (Colombia) a un Congreso. Tenía personas conocidas y, con ese espíritu de exploradora y aventurera, gestioné el contacto con la presidente del momento, Rosa María Cubo, y con Maritza Mosquera, vicepresidenta de la zona, y estuvimos conversando en el lobby y fue difícil que me respondieran, por lo que fui insistente. Ellas tuvieron la mentalidad abierta e hicieron un clic con lo que yo les comentaba de El Salvador. La emoción de ser parte de una Confederación de PR nos impulsó a Wendy Brizuela y a mí para afiliarnos a través de una consultora que dirige Alejandro Bonilla. Gracias a eso, logramos postularnos y llenar los requisitos pertinentes. En septiembre de 2018, en Buenos Aires, asistimos al Congreso y, con la ayuda del Embajador de El Salvador en la Argentina, postulamos al país. Creímos que no íbamos a lograr nada, pero ganamos la postulación y fuimos nombrados como próxima sede del Congreso. Este evento ha sido nuestra prueba de fe, pues con Wendy Brizuela empezamos a buscar a las entidades que nos iban a respaldar, a los colegas que nos echarían la mano. Así se suma Nidia Sandoval y hemos hecho un buen equipo.

3.  ¿Cuéntenos su experiencia como relacionista en la empresa Ogilvy El Salvador, durante estos 6 años?

Antes de llegar a Ogilvy, empecé mi carrera como analista de comunicaciones en una empresa privada. Luego, pasé por dos agencias más y ejercí el puesto de relacionista pública. Para mi Ogilvy es un orgullo, porque es una de las agencias líderes en El Salvador, siendo líder en todo, tiene marcas importantes y se valora la calidad humana en la agencia. Ellos fueron muy abiertos con el Congreso de Confiarp, y recibí mucho apoyo de mis compañeros de trabajo. Somos muy responsables, líderes y especialistas en PR y satisfaciendo los objetivos de negocios de las marcas.

4. ¿Cómo describe el mundo de las relaciones publicas en El Salvador?

Las relaciones públicas ofrece un mundo de oportunidades en país. Desde la Academia debemos saber explicar bien qué es la comunicación y cuáles son los ejes de profesionalización en el rubro. El Salvador se está sumando a las nuevas tendencias de formación por competencias en Educación Superior, hay que plantear las aristas que queremos profundizar en una sociedad que exige actualizaciones constantes. Debemos dignificar la carrera y, en este mundo moderno, debemos generar influencias y obtener resultados que permita acercar al estudiante a la profesión de forma correcta y con miras a ser un profesional que experimente y reinvente las PR para alcanzar nuevas oportunidades.

5. ¿Cuáles son los ingredientes académicos y profesionales claves para ser un buen relacionista público?

Debemos apasionarnos por nuestra carrera y ser positivos en cada acción que llevemos a la realidad. También tenemos que especializarnos, con la obligación a ser mejores en este rubro: nuestra carrera es un servicio, no buscar fines individuales”. Los gremios de comunicadores (y no solo en El Salvador) no han funcionado por el egoísmo y la competencia, agregando la búsqueda de intereses individuales, eso es el peor enemigo de una carrera que está basada en las ciencias sociales. Un PR debe ser integral y no ser un egoísta en el campo laboral y académico.

6. ¿En un mundo con miras hacia lo colaborativo, cómo debe integrarse un comunicador a los nuevos retos de las relaciones públicas?

En primer lugar, ya no tenemos excusas para no mirar hacia afuera. El Congreso Interamericano de Relaciones Públicas en El Salvador marcó un antes y un después en la historia de las comunicaciones, por supuesto, a favor del gremio y de sus futuros profesionales. Como segundo punto, debemos trabajar por un fin en común. Con el Comité organizados quisimos forjar historia con hechos, así es, hechos y no palabras. Considero que un comunicador o PR debe estar dispuesto a desarrollar y fortalecer la visión estratégica, donde se involucren las nuevas herramientas y tendencias en miras de diseñar estrategias claras y precisas que respondan a las nuevas necesidades informativas y de consumo de los públicos claves.

7. ¿Qué proyectos tiene en el futuro acerca de la gestión de la RRPP en El Salvador o fuera de él?

En esta ocasión tenemos muchas oportunidades. Como representantes de la Confederación tenemos varios proyectos. En primer lugar, vincularnos con las universidades y trabajar con ellas, aprovechar los espacios para seguir profundizando en los retos y desafíos de las relaciones públicas en un mundo cambiante. Como segundo punto, integrar profesionales a nuestras filas para conformar un gremio de comunicación, la conceptualización de una asociación con sus estatutos para la realización de actividades a escala nacional. Tercer punto, la realización de intercambios formativos con los países miembros y esperamos asistir al Congreso próximo en Rio de Janeiro. Aprovecho que este reto lo afrontamos con el apoyo de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Dr. José Matías Delgado. Su director, Ricardo Chacón, comparte una visión holística hacia donde va el mundo de las comunicaciones.