En la cátedra de Televisión, impartida por Germán Hernández, los estudiantes realizaron un reportaje de La Casa Tomada, un proyecto de intercambio de culturas que dispone la Embajada de España en el país. La visión de este espacio es que todas las personas con pasión tengan la oportunidad de participar en un modelo de autogestión colaborativo basado en la diversidad cultural.

Por María Olivia Novoa

La Casa Tomada nace en 2011 y su nombre proviene del cuento de Julio Cortázar: la Casa Tomada, que narra cómo unos intrusos se adueñan de la casa de Irene y el narrador del cuento. Cristina Algarra, coordinadora del Centro Cultural Español (según la entrevista realizada por la cátedra de TV de la Escuela de Ciencias de la Comunicación), hace la comparación también en como los colectivos son esos espíritus creativos que se adueñan del local para desarrollar sus habilidades artísticas.

La Casa Tomada dispone un espacio para la música, el teatro, la sublimación, serigrafía, gravado, audiovisuales, fotografía, video, diseño de producto, pintura, un espacio de encuentro, que pueda existir en San Salvador. Alexander Esquivel, parte de Virgin Studio, menciona que: “la casa muestra el arte contemporáneo de los colectivos, y que cada espacio ofrece una prestación a la comunidad con respecto a temas diferentes como sociales, o artísticos”.

También se evidencia cómo La Casa Tomada abre oportunidades a emprendedores para que produzcan y comercialicen sus productos de calidad cultural y artística, como Meraki, empresa de personalización de prendas, o Denim Project como especialista en productos de tela de jeans.