Son los mayores consumidores de televisión de nuestro tiempo. No en vano fue la primera generación que disfrutó de la TV en blanco y negro. También son calificados como migrantes digitales. Carmen González-Huguet escribe sobre esta generación que nació durante la Guerra Fría

Por Carmen González-Huguet

A partir del final de la Segunda Guerra Mundial, en los años que van de 1945 a 1964, algunos países del Hemisferio Occidental, como los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, y aun países lejanos como Australia y Nueva Zelanda, experimentaron un excepcional crecimiento demográfico. Solo en los Estados Unidos nacieron setenta y seis millones de infantes.

Al crecer, esta generación altamente educada y económicamente muy productiva ha constituido un importante mercado para bienes y servicios. Algunas fuentes señalan que en 2004 los llamados baby boomers, traducido al español como “niños de la posguerra”, eran los propietarios del 80% de la riqueza del Reino Unido, compraban el 80% de los automóviles, el 80% de los viajes en crucero y la mitad de los productos para el cuidado de la piel.

Sin embargo, la misma fuente señala que tanto las agencias de publicidad como las empresas industriales se están enfocando más en consumidores menores de treinta y cinco años y no conciben que los mayores de cuarenta, cincuenta y sesenta años son un segmento poblacional con un alto poder adquisitivo.

Tomada de Internet con fines educativos

Esta generación se ha topado, tal vez por primera ocasión en la historia, con una realidad que antes no era muy frecuente. Debido a una mayor esperanza de vida, los baby boomers se han encontrado, muchas veces, cuidando a sus padres ancianos y, al mismo tiempo, cuidando a sus hijos pequeños, pues esta ha sido una generación de personas que, con frecuencia, decidieron tener a sus hijos más tarde en la vida, usualmente después de los treinta y cinco o, incluso, después de los cuarenta, una vez que terminaron su educación universitaria y consolidaron una carrera laboral exitosa. Esta combinación de cuidar de padres ancianos e hijos pequeños le ha dificultado a los baby boomers gestionar su dinero y su tiempo.

Algunas fuentes atribuyen la desaceleración de la economía estadounidense entre 2007 y 2009 a que muchos de los miembros de esta generación se jubilaron por esas fechas. Pero, aun así, y gracias a los cuidados de salud, la buena nutrición y la elección de hábitos de vida más razonables, esta es una generación que, en la mayoría de los casos, goza de buena salud incluso después de los cincuenta, sesenta y setenta.

En los Estados Unidos, algunos estudios demográficos dividen a la generación de los baby boomers en dos cohortes. La primera, nacida entre 1945 y 1955, respondió a una encuesta en la que señalaba que, en su opinión, entre los principales hechos históricos ocurridos en los últimos cincuenta años estaban: los asesinatos de los hermanos John F. y Robert Kennedy, y de Martin Luther King, la guerra de Vietnam, la llegada del hombre a la Luna, la aparición de The Beatles, la revolución sexual y el movimiento ecologista, entre otros. Este grupo etario tiene un carácter experimentador, individualista, espíritu libre, orientado a causas sociales.

La misma fuente establece que la segunda cohorte, formada por los nacidos entre 1956 y 1964, considera que los hechos más relevantes de los últimos cincuenta años incluyen la Guerra Fría, Watergate, la caída de Richard Nixon y la crisis del petróleo ocurrida en la primera mitad de la década de los setenta. El carácter de este grupo es menos optimista. Tiene menos confianza en el gobierno y manifiesta un marcado cinismo hacia las instituciones tradicionales.

Contexto de la Guerra Fría, en la cual se desarrollaron los baby boomers

Draw my life retrata la historia del exitoso musical The Beatles

Watergate, una de las mayores filtraciones a la prensa estadounidense

Los primeros baby boomers, nacidos en 1945, tenían veinte años en 1965. Fueron ellos la generación de los hippies, del “peace and love” y apoyaban el movimiento pacifista que se manifestaba en frases como “make love, not war”. Fueron ellos los que asistieron como audiencia y como protagonistas al festival de Woodstock, celebrado del 15 al 18 de agosto de 1969 en Bethel, Sullivan County, en el estado de Nueva York, evento que, según algunas fuentes, reunió a unas cuatrocientas mil personas. Hasta el día de hoy, Woodstock es considerado uno de los momentos clave en la historia de la música popular y un hito dentro del desarrollo de la contracultura de los años sesenta.

Los jóvenes detrás del “mayo francés”, de la llamada “primavera de Praga” y del movimiento estudiantil de México en 1968 eran, en su gran mayoría, baby boomers. También apoyaron firmemente el movimiento de los derechos civiles estadounidense, que luchaba contra el racismo. Los baby boomers también apoyaron la liberación de la mujer y los movimientos feministas, la lucha por la igualdad de derechos para grupos excluidos, como los homosexuales y los discapacitados, así como a las nacientes organizaciones ecologistas. En este sentido, el pensamiento y las posturas políticas de este grupo han sido considerablemente más liberales que las de sus conservadores padres.

Ilustración tomada de Internet con fines educativos

Esta generación también cambió por completo la música popular y la convirtió en parte de una contracultura. Fue la generación del rock, de The Beatles y The Rolling Stones, de la psicodelia y de las drogas alucinógenas, como el LSD. Su influencia en la música llega hasta el día de hoy. No son nativos digitales, pero muchos se han adaptado a las nuevas tecnologías, navegan sin problemas por Internet y la mayoría se conecta a las redes sociales. También suelen comprar en línea y se informan de lo que les interesa a través de la web. Eso no impide que algunos sean considerados unos adultos mimados por haber nacido en un largo período de bonanza económica, así como personas muy centradas en sí mismas o individualistas.

Con todo, algunos señalan cosas buenas en los baby boomers: saben lo que quieren, tienen experiencia, pueden trabajar con diferentes tipos de personas, son confiables, están bien conectados, tienen perspectivas únicas, no le tienen miedo a la tecnología, saben cómo adaptarse y pueden ser mentores de los empleados más jóvenes.

En general, en los Estados Unidos esta generación altamente educada tiene un ingreso medio muy alto y contribuyen en gran medida a la riqueza de ese país, no solo como empleados con alta calificación, sino como empresarios y emprendedores. Pero también, como apuntamos arriba, su esperanza de vida es más alta, lo que impactará en la seguridad social y en los planes de retiro. Por lo demás, su influencia en la política estadounidense y en el mundo es muy grande. Bill Clinton y Barack Obama son baby boomers. También lo son, o lo fueron, Steve Jobs, Bill Gates, Steven Spielberg, Tom Hanks, Bono, Michael Jackson, Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Eric Clapton, Kareem Abdul-Jabbar, Mark Hamill, Elton John, Tony Blair, Tom Cruise, Johnny Depp, Michael Jordan, Stephen King, Jon Bon Jovi, Michael Moore, Al Gore, Pedro Almodóvar, Miguel Bosé, Francois-Henri Pinault, propietario de las marcas Balenciaga e Ives Saint Laurent y marido de Salma Hayek, Matt Groening (uno de los creadores de Los Simpson), Arnold Schwarzenegger, Don McLean,  Sylvester Stallone, John Travolta, Denzel Washington, Bruce Willis, Tim Burton, Gianni Versace y Jeff Bezos, entre otros muchos.

Esta es una generación en la que las mujeres han sobresalido. Baby boomers son Miuccia Prada, propietaria del consorcio Prada; J. K. Rowling, Meryl Streep, Hillary Clinton, Ophra Winfrey, Madonna, Christiane Amanpour, Cher, Angela Merkel, Glen Close, Enya, Ellen DeGeneres, Carrie Fisher, Alma Guillermoprieto, Whoopi Goldberg, Annie Lennox, Erin Brockovich, Carolina de Mónaco, Agatha Ruiz de la Prada, Christine Lagarde (directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional), Park Geun-hye (presidenta de Corea del Sur), Diana Spencer, princesa de Gales, y Helen Mirren, entre otras.

Para las mujeres de esta generación, la vida no termina a los cuarenta, o cuando llega la menopausia. O cuando los hijos arriban a la edad de independizarse. Tampoco se acaba cuando termina un matrimonio. Son personas que han aprendido a reinventarse. Y lo han hecho varias veces.

Mary Louise Streep (n. Summit, Nueva Jersey, 22 de junio de 1949), más conocida como Meryl Streep, es una actriz estadounidense de teatro, cine y televisión.

El especial televisivo Harry Potter and Me (J. K. Rowling), de la cadena británica BBC.

¿Y los Baby boomers salvadoreños?

¿Y en nuestro país? Los baby boomers no lo tienen fácil. Fueron la generación que vivió la guerra civil cuando eran jóvenes. Los nacidos en 1945 cumplieron treinta y cinco en 1980, cuando la violencia desgarró el tejido social salvadoreño. Los que nacieron en 1964 contaban dieciséis años. Esta generación estaba, pues, en su primera madurez, o estudiando en la universidad o saliendo de la adolescencia cuando sufrimos esos doce años de guerra.

Muchos baby boomers fueron combatientes, tanto de la guerrilla como del ejército, por lo que bastantes murieron o desaparecieron en el conflicto, y otros más tuvieron que emigrar, en especial a los Estados Unidos, pero también a otros países. Los que se fueron tuvieron que adaptarse a otras realidades. La mayoría de los hijos de estos migrantes ha nacido fuera de El Salvador. Algunos ni siquiera hablan español y no conocen el país donde están sus raíces.

Los Archivos Perdidos del Conflicto muestra cómo la violencia desgarró el tejido social. Por primera vez, enemigos acérrimos cuentan, en un documental, sobre la guerra civil.

Hoy los baby boomers se enfrentan en El Salvador a la difícil situación de las pensiones. Muchos piensan que les tocará trabajar “hasta que el cuerpo aguante”. En un país con unas condiciones tan difíciles, no queda de otra. Además, gran parte de la población económicamente activa vive y trabaja en la informalidad y no ha ahorrado para la vejez, lo cual complica sus años futuros.

Tomado de la publicación del periódico salvadoreño El Diario de Hoy/ elsavador.com para fines educativos en el artículo

Para ver cómo han cambiado las cosas, basta recordar que cuando Anne Bancroft, en la piel de la señora Robinson, intentaba seducir al personaje de Dustin Hoffman en El graduado, ella solo tenía treinta y seis años… y era considerada, entonces, una mujer madura. Por cierto, Bancroft solo era seis años mayor que Hoffman. Solo para comparar, Brigitte Trogneux, de sesenta y cinco años, le lleva veinticuatro a su esposo Emmanuel Macron, el actual presidente de Francia, quien va a cumplir cuarenta y uno en diciembre de 2018. Mucho han cambiado las cosas de la década de los sesenta para acá…