• Las marcas modifican sus identidades visuales por la disrupción tecnológica y la obligación de estar presentes tanto en canales online como offline
  • La consultora Grupo Corporalia afirma en un estudio que 4 de cada 5 empresas han adaptado su logo, imagen y establecimientos o páginas web a lo largo de su historia para ser más atractivas y estar en sintonía con el consumidor

Por Tu Espacio/Agencias

Coca-Cola, Starbucks, Bayer, entre otras son algunas marcas que cambiaron su identidad visual acorde a las exigencias de la modernidad para que su comunicación comercial e institucional estuviese en sintonía de sus públicos de interés.

Grupo Corporalia realizó un estudio que se enfocó en la trayectoria de 150 marcas de todos los sectores económicos concluye que, en los últimos 2 años, el 85% de las marcas han cambiado el diseño de su logotipo.

De acuerdo con la consultora, estas corporaciones se han visto obligadas a modificar su identidad visual para adaptarse a los gustos y hábitos de los nuevos consumidores. De hecho, su balance de pérdidas y ganancias depende de ello.

Los motivos que sobran para cambiar la identidad gráfica

El avance de la tecnología y el entorno digital son los responsables que los equipos de comunicación, mercadeo y diseño apuesten por los cambios de identidad. El diseño de programas de identidad es, hoy en día, una disciplina bien establecida,
con agencias, estudios y departamentos especializados que trabajan dentro
de las corporaciones, instituciones, empresas, ONG, events, medios de comunicación
o servicios en línea o para ellos.

Estos son algunos de los restylings, o logos que han cambiado en estos momentos:

  • Huawei

El rediseño del logo de Huawei también fue muy sutil. Sin apenas mencionarlo durante la presentación a la prensa de sus nuevos dispositivos, P20 y P20 Pro en París, la marca proyectó la nueva imagen.

La tipografía es más refinada y la letra “E” cambia para perder por completo la línea curva de la versión anterior y mantener el trazo recto en coherencia con el resto de caracteres. Además, se aprecia el equilibrio entre los ejes X e Y, el abandono tanto del efecto degradado como del brillo para abanderar un diseño más actual que se comporta mejor en todo tipo de visualizaciones.

  • Banco Santander

Aunque los cambios de logo de la NBA y Huawei son casos poco perceptibles, quizás el que se lleva la palma de la sutileza es el Banco Santander:

cambiologo-bancosantander.

Ana Botín, quien es la CEO de la compañía, lo presentó como un logo que “refresca la marca”“responde a las necesidades de un mundo digital” y “refleja los valores” del banco. Para Enrique Arribas, director de marketing, comentó que en redes sociales: “el conjunto es más moderno y mejora la visibilidad un 20% en mobile”. A simple vista, se aprecia que se ajustó ligeramente el símbolo de la llama, característico del banco; y el tono de rojo es levemente más brillante (cambia del Pantone 032 al 485).

  • Google

Si el Banco Santander modificó su logo para adaptarlo al mundo digital, como empresa nativa digital Google también cambió su logo en 2014.

El cambio fue tan mínimo que necesita explicación: la segunda “g” y la “l” se han movido ligeramente para cuadrar mejor el conjunto del logotipo.

Un año después, Google volvió a cambiar su logo para adaptarlo a todos los dispositivos con formas más limpias pensando no sólo en el Google del presente, sino en el del futuro. Esta vez el resultado sí fue más perceptible.

  • Mini

Mientras que Mini se ha pasado este año al diseño plano y bidimensional sin sombras para reflejar mayor claridad e identidad con el blanco y negro.

cambiologo-mini

La lista de logos que han cambiado sólo un poco podría seguir. Y es que, analizando estos ejemplos, se demuestra que un ligero retoque o restyling sobre la identidad visual puede bastar para adaptarse al entorno digital. Al fin y al cabo se trata de no tener miedo a lo nuevo y adaptarse al consumidor sin seguir modas pasajeras que puedan poner en riesgo la coherencia de la marca.