La escritora de hoy: Eva Alcaine de Palomo. Serie de mujeres influyentes en la literatura salvadoreña

0
306
Foto con licencia – Banco de imágenes.

Por Carmen González Huguet

Continuando con la serie “La escritora de hoy”, en esta ocasión nuestra escritora Carmen González Huguet nos habla sobre Eva Alcaine de Palomo, también conocida bajo su pseudónimo como Eugenia de Valcácer.

Eva Alcaine de Palomo[1] nació en San Salvador el 13 de mayo de 1899. Fue hija de José Emilio Alcaine, ingeniero responsable de la construcción del segundo Palacio Nacional, situado frente a la Plaza Barrios, en el centro de San Salvador, y de Eugenia Cáceres Buitrago, una de las señoritas residentes en la ciudad de Santa Tecla donde el poeta Rubén Darío pasó su convalecencia, luego de haber sufrido un ataque de viruela, durante el primer viaje que Darío realizó a El Salvador, de 1882 a 1883[2].

Foto tomada de internet – Doña Eva Alcaine de Palomo

Eva Alcaine Cáceres estudió en el Colegio del Sagrado Corazón, del que se graduó como maestra[3]. Casó con Carlos Tomás Palomo el 22 de octubre de 1922, ante los oficios del entonces Alcalde Municipal de San Salvador, el general e ingeniero José María Peralta Lagos, mejor conocido por su pseudónimo literario: “T. P. Mechín”. Este matrimonio procreó dos hijos: José Emilio y Ernesto José, ambos de apellidos Palomo Alcaine. Doña Eva dirigió la página de La madre y el niño del desaparecido diario La Tribuna. Impartió clases en el Instituto Nacional Francisco Menéndez durante varios años, así como en el Instituto Cervantes, centro educativo del que fue fundadora y directora[4].

En 1948 fue miembro fundador del Ateneo Salvadoreño de Mujeres. También formó parte del Comité Salvadoreño de la Comisión Interamericana de Mujeres (Diario oficial 3787), y fue declarada “Mujer del Año” en 1964 por la Unión de Mujeres Americanas, UMA. Al año siguiente recibió la medalla de “Honor al Mérito Magisterial”, y en 1969, la Medalla Presidencial. En 1979 se convirtió en la primera, y hasta ahora única mujer presidenta del Ateneo de El Salvador. En 1999, el presidente Armando Calderón Sol impuso a doña Eva, y a otros tres salvadoreños distinguidos: el cineasta Alejandro Cotto y los médicos José Guillermo Trabanino y Juan José Fernández, la Orden Nacional José Matías Delgado, en el Grado de Cruz Placa de Plata[5].

Fue la única mujer fundadora de la Universidad “Dr. José Matías Delgado” y una de las personas que contribuyeron a la construcción del edificio del Ateneo de El Salvador. Usó el pseudónimo Eugenia de Valcácer. Murió el 14 de marzo de 2001 a los ciento dos años.[6].

Doña Eva tuvo la rara oportunidad de vivir en tres siglos distintos. En la ciudad de Apopa, un colegio lleva su nombre.

Video de youtube /Comunicaciones UJMD

[1] Fuente: acta de matrimonio, consultada el 4 de agosto de 2016.

[2] Fuente: https://www.caratula.net/edicion-89/, consultado el 27 de enero de 2023.

[3] Sobre dicho centro educativo, ver nota al pie en la reseña biográfica de María Loucel, también egresada de este colegio.

[4] Fuente: Duarte de Romero, Refugio, y vv. aa. (1997). Mujeres en la literatura salvadoreña. San Salvador, publicación de la Red de Mujeres Escritoras Salvadoreñas con el apoyo económico del Reino de los Países Bajos.

[5] A Doña Eva se le concedió dicha condecoración mediante el Decreto Ejecutivo número 102, del 9 de abril de 1999, publicado en el Diario Oficial número 91, tomo 355, del martes 21 de mayo de 2002.

[6] En la casa de Eugenia Cáceres Buitrago fue compuesto el Himno Nacional de El Salvador, por el poeta y general Juan José Cañas y el músico de origen italiano Juan Aberle. Estaba situada la mencionada casa en la esquina opuesta al extremo sur poniente del Parque San Martín de la ciudad de Santa Tecla. Ver: http://archivo.elsalvador.com/noticias/2006/02/06/escenarios/esc4.asp, consultado el 19 de agosto de 2016.