La radio AM, la compañía de siempre se muere

Probablemente ahora con nuevos formatos, incluido el pódcast, la radio sigue siendo la compañía fiel para hombres y mujeres que suelen disfrutar de la mezcla de palabras, música, ruidos y silencio: la materia prima de la radio

0
631
Fuente: Internet

Ricardo Chacón– Escuela de Ciencias de la Comunicación

Universidad Dr. José Matías Delgado02 de octubre 2023

Un sugestivo título: “La radio AM en el ecosistema mediático de América Latina”, recoge un buen pedazo de la historia, no solo de los medios de comunicación, de la radio, y de la radio AM en concreto, sino de la misma sociedad.

Y es que la radio, sí, la radio que ahora algunos iluminados dicen que está fuera de moda y a la que le auguran un pronto funeral, sigue viva, fuerte y con grandes expectativas. Probablemente con nuevos formatos, pero la palabra a través de las ondas hertzianas sigue siendo un medio comunicacional de gran penetración.

Probablemente ahora con nuevos formatos, incluido el pódcast, la radio sigue siendo la compañía fiel para hombres y mujeres que suelen disfrutar de la mezcla de palabras, música, ruidos y silencio: la materia prima de la radio.

Pero el punto central de este libro es, por un lado, recoger la experiencia de décadas y décadas en que la radio AM (amplitud modular) fue protagonista de todo tipo de batallas en América Latina, desde las revoluciones o contrarrevoluciones, hasta lo confesional o lo político. Y, por otro lado, el fallecimiento a gotas de la radio AM, primero por el FM (frecuencia modulada), que casi la aniquiló por su mayor y mejor calidad, o porque el internet le dio el golpe de gracia.

Fuente: Internet

En la actualidad, en distintos países de América Latina se sigue utilizando la radio AM, sobre todo para el fútbol, la religión o las noticias. La radio hace llegar los mensajes a larga distancia, pero sus costes son altos. Realmente solo las iglesias, por citar un ejemplo, se atreven a continuar financiando este medio de comunicación.

Una de las interrogantes claves del texto es: “¿Es posible que los Estados presten atención a la radio en AM, y trabajen en planes nacionales de comunicación para no permitir su desaparición? Una respuesta se podría ensayar, afirmando que, con decisión política, se podría facilitar las condiciones económicas para reemplazar transmisores y contar con una emisión AM digital, con lo que las transmisiones tendrían una excelente calidad técnica y un espacio mayor para hacer efectiva la redistribución de frecuencias del espectro radioeléctrico. Esto permitiría dar prioridad a los medios comunitarios y públicos. Si los Estados invirtieran en tecnología y se recuperara la transmisión en Amplitud Modulada de alta calidad, estarían contribuyendo, decididamente, a la pluralidad de voces en la radio y, con ella, a la democratización de la comunicación”.

Pues bien, un amplio trabajo sobre la radio AM recoge este libro. A continuación, coloco el vínculo por si alguien se atreve a hojearlo y enterarse de lo que es un medio de comunicación histórico, como es la radio AM: La radio AM en el ecosistema mediático de América Latina y el Caribe