Boris Eserski, el hombre que revolucionó la televisión salvadoreña análoga y digital

0
100

El Presidente y Fundador de Telecorporación Salvadoreña (TCS) se caracterizó por su liderazgo para ofrecer una buena programación televisiva con eventos deportivos, de entretenimiento e informativo. Hoy, a sus 93 años, fallece en San Salvador, dejando un legado fuerte en medios de comunicación

Boris Eserski Gómez nació en Sonsonate el 22 de mayo de 1928 en el seno de un hogar de comerciantes, formado por doña Graciela Gómez de Eserski y don Carlos Eserski, quien llegó al país procedente de Suwalki, una ciudad turística en la frontera ruso-polaca. Foto / Cortesía

Por Tu Espacio / Agencias

A sus 93 años, en San Salvador, Boris Eserski Gómez ha fallecido. Un hombre brillante y que ha cautivado a generaciones de salvadoreños al ser considero el padre de la televisión nacional. Gracias a su proyecto de medio de comunicación, la parrilla programática de TV ha tenido lo mejor de la industria del entretenimiento, deportivo, musical y noticioso. Todo lo que buscó ofrecer estuvo centrado en impulsar la cultura y los principios humanos entre las familias, así como el heroísmo y la vida diaria de propios y extraños, como los cómicos como Los Picapiedra, los súper-héroes de Marvel o las superproducciones taquilleras de Hollywood como Titanic o Ben Hur, para mencionar una ínfima parte.

El ex presidente y fundador de de Telecorporación Salvadoreña nació el 22 de mayo de 1928 en Sonsonate, al occidente de El Salvador, en el seno de un hogar de comerciantes, formado por doña Graciela Gómez de Eserski y don Carlos Eserski, quien llegó en 1914 al país procedente de una zona ruso-polaca. De recia figura y trato campechano, apenas pasaba de los 20 años cuando se inicia en el mundo de la radiodifusión, al formar parte del grupo de jóvenes que funda la radio YSEB, La Voz de Latinoamérica, con la difusión de premiadas radionovelas como la cubana “El derecho de nacer” de Félix B. Caignet.

En 1951, don Boris descubre en Nueva York lo que entonces se consideraba una “caja mágica” como sacada de las historias de Verne, un aparato eléctrico que emite imágenes y sonidos: la televisión. Cinco años después, en 1956, funda el Canal 6, el primer canal de televisión de El Salvador. Sus socios recuerdan que fue difícil el inicio de la industria televisiva porque no había aparatos de televisión en el país y tuvieron que empezar a importarlos.

“Creo que todavía no salgo del asombro inicial que me provocó el primer televisor que vi en Nueva York en la década de los 50, allá por 1951”, recordó don Boris en una entrevista con la revista Sonsonate en 2005. Consciente del gran potencial de lo que en aquel momento se consideró un novedoso invento y de la poderosa atracción que podía llegar a ejercer sobre las audiencias, cinco años después de su visita a la Gran Manzana, fundó en el país Canal 6, convirtiéndose en el pionero de la televisión salvadoreña.

Al principio transmitía dos horas diarias, de 6:00 p.m. a 8:00 p.m., en las que los televidentes podían ver a su artista nacional preferido, cómicos, cintas cinematográficas importadas de México y Estados Unidos, y adaptaciones teatrales. “Todo inicio es duro. Había pocos aparatos de televisión aquí, allá por los años 60 (…) Además, muchos no creían en la televisión”, rememoró.

Pero su aspiración no llegó hasta allí. Con el acompañamiento de Raúl Trabanino e Isidoro Nieto, en 1961 don Boris funda el Circuito YSR, una radioemisora que marcó época, muy popular por su música, novelas y premios de utensilios y canasta básica para las familias con su característico “¡Ojo al banderín, que tiene premio!”. Las mejores radionovelas, como Chucho el Roto y El Ojo de Vidrio, pero también los mejores éxitos musicales del rock y el pop de la época, pasaron por las ondas de esta radio que ahora es la ¡Qué buena! “Circuito YSR, la emisora popular, por su música y novelas, la preferida en el hogar”, decía la viñeta de identificación. Otra emisora que se ganó el corazón de las audiencias era la Radio Éxitos, la onda del amor, con la mejor música romántica de los 70 y 80.

El 30 de noviembre de 1965, don Boris lanza al aire el Canal 2, que dio la pauta para darle el impulso definitivo a la era de la televisión en El Salvador. El acto de inauguración estuvo a cargo del presidente de la República de entonces, el coronel Julio Rivera. Las notas de la clásica “Más” (“More”) al inicio de los mejores programas de televisión en El Salvador han marcado la memoria de los salvadoreños por décadas. Por más de medio siglo, Canal 2 ha sido uno de los preferidos de la audiencia.

En julio de 1966, don Boris firma un acuerdo para administrar el Canal 4, mientras que a fines de los años 70 invierte en el nuevo Canal 6, que se especializó en transmitir las joyas del Séptimo Arte y variedades. Y en noviembre de 1986 se oficializa la unión de los canales 2, 4 y 6 para formar Telecorporación Salvadoreña (TCS), uno de los consorcios mediáticos más grandes de Centroamérica.

TCS ha pasado por diversas etapas en las que ha consolidado su liderazgo entre la audiencia gracias a su mejor programación, que ha llevado gratis hasta los hogares salvadoreños, grandes eventos deportivos como los Mundiales de Fútbol desde 1970, la Copa América, la Eurocopa, los mundiales de fútbol playa, la entrega de premios Oscar, los Grammy, premios TV y Novelas y tantos otros.

Como hombre visionario en la parte tecnológica, don Boris trató siempre de ir a la vanguardia de la tecnología, con producción desde aquellas antiguas cámaras de películas, pasando por los videocassettes de diverso formato, hasta llegar a la era digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí