El especialista en Información de la Oficina de Asuntos Públicos en la Embajada de Estados Unidos en El Salvador y graduado de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD), nos cuenta su experiencia de portavoz diplomático con los diversos embajadores estadounidenses y su pasión por la fotografía de moda

Douglas Tobar junto a la exembajadora Jean E. Manes en un evento diplomático.
Fotografía cortesía de  Juan Carlos Quintero.

Por Gabriel Acevedo – Editor: Alfredo García. La pieza periodística es el resultado del aprendizaje en la asignatura: Proyecto Informativo Impreso, de la especialidad de Periodismo

Nacido en San Salvador el 21 de agosto de 1967, Douglas Tobar es licenciado en Comunicaciones graduado de la Universidad “Dr. José Matías Delgado”. También cuenta con diplomados cursados en Suecia, Panamá y Colombia. El momento cúspide de Douglas llegó en 1999, cuando se le presentó la oportunidad de trabajar en la sección de Prensa de la Embajada de Estados Unidos, luego de haber sido periodista en TCS Noticias y jefe editor en La Prensa Gráfica.

“Pasé de ser editor y tener poder de decisión, a estar en un puesto de asistente. El reto más grande que enfrenté fue entender la diferencia entre ser periodista y ser comunicador institucional. Encontrar un balance entre ambas partes es importante para poder hacer llevadero el trabajo”.

Para Douglas, trabajar en comunicación institucional va más allá de redactar un comunicado, es darle la facilidad y comodidad para realizar la cobertura al periodista: “El trabajo de un comunicador institucional no solo es redactar un comunicado de prensa. Cuando nos toca organizar eventos, nos preocupamos por cosas como poner el parlante en el piso. Uno cree que esas cosas no son importantes, porque al final si uno es periodista y está grabando de un parlante en techo, pasa media hora con el brazo hacia arriba. Y como comunicador institucional, se debe facilitar el trabajo, y muchas veces se cree que nuestro único trabajo es hacer un comunicado de prensa o un discurso. Pero no, también es facilitar que los periodistas tengan acceso a la información a la mejor manera”.

Sin embargo, el periodismo y las comunicaciones no fueron la primera opción de Douglas. Originalmente comenzó a estudiar la carrera de ingeniería civil, pero se dio cuenta que eso no era para él. Luego de hablar con un amigo sobre los intereses que tenía, se empezó a interesar por los medios de comunicación, y decidió estudiar comunicaciones.

Barack Obama en su visita a El Salvador en 2011, junto a la exembajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte. Fotografía: Douglas Tobar.

“Ser la voz de varios embajadores es algo que marcó mi carrera”

En la Embajada de Estados Unidos ha tenido la oportunidad de trabajar directamente con los embajadores, una de las funciones que más lo ha marcado durante su carrera es haber sido el traductor de alguno de ellos.

“Al estar en la embajada, el haber tenido la oportunidad de ser la voz de varios embajadores marcó bastante mi carrera, ya que eso permitió que mis jefes me dieran la confianza necesaria para ser la voz desde que llegaron. Esto fue con el embajador Douglas Barclay y Charles Glazer. Desde su primera conferencia de prensa en El Salvador, hasta la última, yo hice la traducción consecutiva hacia los medios, incluyendo las elecciones que fueron muy importantes para nuestro país”, relata.

El exembajador Douglas Barclay y Douglas Tobar en un donativo hacia el Cuerpo de Bomberos por parte de la Embajada EE.UU. Fotografía cortesía.

La fotografía de moda: su hobbie, su desconexión de la realidad

Más allá de su experiencia como periodista y comunicador institucional de una de las entidades diplomáticas más importantes, Douglas es un apasionado por la fotografía de moda.

“Cuando me fui a la beca en Suecia, me llevé mi propia cámara e hice las fotografías que utilizábamos en los reportajes. Cuando me tocó hacer la historia sobre el retorno del Canal de Panamá y los preparativos que estaban realizando a su autonomía en 1999, fui solo y me tocó hacer las fotos que utilizamos”, recuerda.

“Al llegar a la embajada me tocó usar mi conocimiento en fotografía y en fotoperiodismo, para retratar lo que hacemos en este ambiente laboral. Sin embargo, poco a poco, fui buscando hobbies, y empecé con esto, lo cual se ha convertido en una manera de romper mi día a día, de buscar la creatividad que la comunicación institucional o el periodismo hace que nosotros perdamos al cubrir estas notas duras a diario. De esta manera, lo que trato de hacer es retratar algo diferente que me llene. Tengo una gran suerte de hacerlo porque lo hago cuando quiero y no dependo de muchas personas”, revela.  

El diseñador de moda Manuel Hurtado ha trabajado junto a Douglas la fotografía; menciona que se desarrolló una conexión profesional entre ambos: “Douglas ha llegado a conocer que es lo que a mí me puede gustar. Y también, él me sugiere que cosas novedosas podemos hacer”.

Ambos se fueron en 2017 al Fashion Week en Nicaragua. “En Nicaragua, Douglas quedó calificado como uno de los mejores fotógrafos de moda en Centroamérica. La conexión con las modelos fue muy buena, y la posibilidad de realizar fotos en otros espacios fuera de El Salvador fue muy bien aprovechada”, menciona Manuel.

Para Douglas, un comunicador también debe entender cómo funcionan las redes sociales, cómo va evolucionando el periodismo, cómo hay que ir adaptando los diferentes mecanismos para suplir las diferentes necesidades.

“Cuando llegué a la embajada, todo era a través de fax, luego el correo electrónico y ahora que debemos enviar la información a través de WhatsApp y Twitter. Eso ayuda un montón, entender un poco de televisión, de prensa escrita, de radio y saber cuáles son las necesidades de cada medio de comunicación para poder ser efectivos en lo que nosotros hacemos”, destaca.  

En un hipotético retiro, piensa seguir tomando fotografías, viajando o quizás pueda regresar a impartir clases. “De esta manera, no solo se comparte lo que se sabe, si no, también se aprende y se reenergiza de la gente con la que uno habla y eso es importante saberlo”, concluye.

Douglas en una sesión de fotos para Manuel Hurtado, su socio en la fotografía de moda. Foto / Cortesía.

¡Tu futuro no se detiene en ningún momento! ¡Estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Dr. José Matías Delgado!

¡Inscríbete al ciclo 2-2020! Ante la crisis del coronavirus, la Escuela de Ciencias de la Comunicación sigue forjando comunicadores en diversas plataformas digitales. Como institución de Educación Superior se es consciente de que el COVID-19 vino a cambiar los procesos de enseñanza-aprendizaje y, ante eso, responde de forma inmediata ante las necesidades educativas de nuestros estudiantes.