La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) y académicos de Educación Superior de Estados Unidos recomiendan a personas con cáncer seguir las mismas reglas para prevenir el coronavirus. Además, si sospechan que han contraído el virus, deberán llamar inmediatamente a su médico de cabecera

Los pacientes con cáncer enfrentan circunstancias específicas que pueden ponerlos en mayor riesgo de presentar síntomas graves de COVID-19.

Por: Diandra Mejía / Agencias

Para las personas inmunocomprometidas con algunos tipos de cáncer el riesgo de adquirir enfermedades infecciosas es alto y la COVID-19 no es la excepción, explicó Jennifer Markham, jefa interina de la División de Hematología y Oncología de la Universidad de Florida (UF). Para la profesional de la salud estos pacientes, así como los adultos mayores y las personas con otras enfermedades crónicas, tienen un sistema inmune muy débil y requieren de mucha atención para que no se contagien. Si alguien contrae coronavirus deberá ser atendido de emergencia.

Cuando hay una afección de cáncer en el cuerpo el sistema inmune funciona de la misma manera contra las células tumorales que contra un virus o una bacteria, aunque el proceso es más complicado. Las células tumorales son células del cuerpo que han mutado, pero que expresan unas proteínas “extrañas” (antígenos) que hace que las células inmunes las reconozcan como “malignas”. Esto provoca que se active la respuesta inmunitaria.

Esta respuesta se puede dividir en siete pasos, que se conocen como «Ciclo inmune frente al cáncer» Las personas con antecedentes de cáncer que están recibiendo quimioterapia tienen una mayor posibilidad de infectarse.  El sistema inmunitario ayuda a su cuerpo a protegerse contra las infecciones. El cáncer y la quimioterapia pueden dañar este sistema.

Para Shelley Nasso, directora de la Coalición Nacional para la Sobrevivencia del Cáncer (NCCS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el término “inmunocomprometido” hace referencia a las personas cuyo sistema inmunitario se considera más débil, más deficiente o menos resistente que el del adulto sano medio. El rol principal del sistema inmunitario es ayudar a combatir las infecciones. Las personas con sistemas inmunitarios comprometidos tienen un mayor riesgo de contraer infecciones, incluidas las infecciones virales, como la COVID-19.

“Existen muchos motivos por los que una persona podría estar inmunocomprometida: las afecciones de salud, como el cáncer, la diabetes o las cardiopatías, la edad avanzada o la elección de un estilo de vida, tal como tabaquismo, pueden afectar a los sistemas inmunitarios debilitados. Los pacientes con cáncer pueden tener un mayor riesgo de estar inmunocomprometidos según el tipo de cáncer que tengan, el tipo de tratamiento que reciban, otras afecciones y su edad”, mencionó Nasso.

“El riesgo de estar inmunocomprometido suele ser mayor durante el tiempo del tratamiento activo del cáncer, por ejemplo, durante el tratamiento con quimioterapia. No existe una prueba específica para determinar si una persona está inmunocomprometida, aunque hallazgos como un bajo recuento de glóbulos blancos o bajos niveles de anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas) en sangre probablemente indiquen un estado inmunocomprometido”, agregó la especialista.

Por su parte Richard Schilsky, director médico y vicepresidente ejecutivo de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), enfatizó que hay evidencia emergente que los pacientes con malignidades hematológicas, incluyendo leucemia, linfoma, y mieloma múltiple, pueden tener un riesgo alto de infección y complicaciones en comparación con los pacientes con otros diagnósticos de cáncer. Además, menciona que hay prueba que los pacientes diagnosticados con COVID-19 y que tienen un cáncer pueden tener altas probabilidades de complicaciones o incluso la muerte.

“El cáncer también puede dañar otras partes del sistema inmunitario. Un tumor que crece en la piel o en las membranas mucosas puede romper las barreras naturales y permitir que ingresen gérmenes.  Los tumores que son grandes podrían reducir el flujo sanguíneo a tejidos normales ejerciendo presión sobre ellos o sobre su suministro sanguíneo.  Los tumores en los pulmones pueden bloquear el drenaje normal de la mucosidad, lo que puede producir infecciones. Asimismo, otros tipos de tejidos que han sido dañados por el cáncer pueden ser más propensos a infecciones”, indicó Schilsky.

¿Haber recibido quimioterapia o radioterapia en el pasado aumenta el riesgo de contraer COVID-19?

Hasta la fecha, hay evidencia limitada que sugiera que los tratamientos contra el cáncer aumentan el riesgo de contraer COVID-19, más o menos que cualquier persona que está expuesta al virus. Pero, de acuerdo con un estudio realizado por el consorcio Teravolt y el Vanderbilt University Medical Center de Nashville, las personas con cáncer pulmonar u otros cánceres torácicos que recibieron tratamiento con quimioterapia en los 3 meses anteriores a un diagnóstico de coronavirus tienen una mayor probabilidad de morir.

El registro de este estudio estuvo compuesto por más de 400 pacientes de 26 países, incluidos China, Francia, Italia, España y Estados Unidos. En marzo de 2020, se lanzó a investigadores del cáncer torácico y médicos que querían saber más acerca de cómo la COVID-19 afecta a este grupo específico de pacientes. Los investigadores observaron que los pacientes que recibieron quimioterapia en los últimos 3 meses tenían un riesgo de muerte por coronavirus un 64% mayor que los que no recibieron quimioterapia.

En el momento de este análisis, 144 pacientes habían muerto. De ellos, 112 (79.4%) murieron de coronavirus y 15 (10.6 %) murieron por cáncer. El aumento del riesgo producto de la quimioterapia se mantuvo independientemente de si el tratamiento se administró solo o en combinación con otros tratamientos. “Actualmente hay muchas preguntas y no muchas respuestas. Estos hallazgos nos proporcionan algunas perspectivas sobre los resultados para los pacientes con cáncer que desarrollan la COVID-19”, expresó Howard A. Burris, presidente de la American Society of Clinical Oncology.

¿Qué debe hacer si tiene cáncer y sospecha que tenga Covid-19?

La Sociedad Americana de Oncología Clínica recomienda que las personas con cáncer deben seguir las mismas reglas que las personas que no tienen cáncer. Los doctores mencionan que los pacientes llamen antes de visitar a su profesional de atención médica o al departamento de emergencias si tiene fiebre y otros síntomas de una enfermedad respiratoria, como tos o dificultad para respirar. Comuníquese con ellos si usted cree que es posible que tenga coronavirus.

Estos expertos señalan que es muy probable que su profesional de atención médica le pedirá información sobre sus síntomas, historia de viajes, exposición, y factores de riesgos médicos para determinar si necesitará una prueba. Una pregunta frecuente es a que doctor debe llamar. Los doctores recomiendan que llame al médico con quien interactúa más. Si no han recibido tratamiento contra el cáncer por más que un año y está visitando un médico general a menudo, llamelo. Sin embargo, si está visitando su oncólogo o está recibiendo tratamiento contra el cáncer, comuníquese, no dude.

Si usted está recibiendo tratamiento contra el cáncer que suprime el sistema inmunitario y presenta fiebre y síntomas respiratorios, contacte a su oncólogo como habitualmente lo haría si tiene fiebre mientras recibe el tratamiento. Asegúrese de seguir sus indicaciones sobre cuándo debe asistir al consultorio o al hospital y cuándo es más seguro quedarse en el hogar.

Los síntomas graves pueden ser una emergencia médica y puede que tenga que llamar el número de emergencias. Si usted o su ser querido tiene síntomas, como dificultad por respirar, dolor persistente o presión en su pecho, o labios de color azul, debe buscar atención médica inmediatamente.

Si es posible que tenga COVID-19, quédese en casa y aíslese mientras espera los resultados. Si está enfermo, quedarse en el hogar es la mejor manera de evitar la transmisión del nuevo coronavirus y otros virus respiratorios, como la gripe, a otras personas. Si vive con alguien y pongáse en cuarentena usted mismo en una parte de la casa para reducir el riesgo de propagar el virus a las otras personas en la casa.

Recuerde también, asegurarse de lavarse las manos a menudo. Si le preocupa que haya estado en contacto con a una persona con COVID-19, tiene que monitorizarse usted mismo para la aparición de síntomas. Revise con frecuencia su temperatura corporal para detectar fiebres. Si tiene cáncer activo o está en tratamiento actualmente, informe a su equipo de atención oncológica sobre su posible exposición.


¡Continúa formándote! ¡Estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Dr. José Matías Delgado!

¡Inscríbete al ciclo 2-2020! A pesar de que El Salvador se está abriendo por fases para la reactivación económica por el coronavirus, nosotros seguimos en casa alistando el nuevo ciclo para atender a los estudiantes este nuevo semestre que se aproxima. Atenderemos a nuestro cuerpo estudiantil con los recursos tecnológicos adecuados para seguir construyendo su futuro profesional. Te invitamos a que seas parte de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD).