La pieza audiovisual de Ever Aguiluz, Carlos Torres y Armado Quezada, egresados de la Escuela de Ciencias de la Comunicación, obtiene el mejor reconocimiento de documental del Festival de Audiovisuales 2019 al mostrar a la música como una esperanza para vencer la violencia en el país

El documental muestra cómo la formación en música puede ser una alternativa para construir una cultura de paz en la sociedad salvadora. Foto cortesía

Por Tu Espacio

La noticia les llegó por Facebook. En la likepage del Festival de Audiovisuales (FAV) está la publicación que reza: «El ganador en la categoría ‘Documental corto’ es para ‘Disonante’, bajo la responsabilidad de Armando José Quezada Benítez y la dirección de Ever Mendoza Aguiluz y Carlos José Torres». Los tres afortunados son egresados de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD).

«Es un galardón al esfuerzo y al riesgo. El hecho de haber visitado comunidades, en donde converge la música académica y la violencia, fue motivo para retratar la realidad», asegura a Tu Espacio, Ever Aguiluz. De acuerdo con la Encuesta de Hogar y Propósitos Múltiples (EHPM) de 2016, de la Dirección General de Estadísticas y Censos (DIGESTYC), de los 16 a los 24 años hay 506 mil 091 jóvenes con ocupaciones varias, es decir, un 37% de la población juvenil salvadoreña, ¿qué pasa con el 63% de los jóvenes?, ¿a qué están expuestos?

«Disonante», la pieza visual, es una reflexión sobre el contraste social entre violencia y música en el país; por consiguiente, los realizadores exponen cómo la formación artística es una esperanza para detener la vorágine de la violencia social en El Salvador. Su documental es una mirada de los hechos sociales que la sociedad las comienza asimilar cómo parte de su vida diaria.

«Nos sorprendió saber que, entre cinco competidores en la categoría de FAV, nosotros sobresalimos. Considero que la idea de prevención de la violencia en audiovisual nos permitió ser conscientes de los fenómenos sociales y que los comunicadores tenemos la obligación de abrir espacios de reflexión para modificar comportamientos con nuestros productos. Es momento que seamos capaces de disponer de nuestros conocimientos al servicio de la sociedad salvadoreña», destaca el egresado Aguiluz.

En la misma categoría, quedó en mención honorífica el corto «Hacer o no hacer cine», de Angel Ricardo Rysh y la producción de Johalmo Martínez y Roberto Leal. Los organizadores de FAV dejan abierta ya la participación para cualquier comunicador (profesional o estudiante) que quiera inscribir sus videos para el próximo año-