El académico falleció a los 82 años y es reconocido a escala internacional por su labor económica en instituciones de peso y por su programa televisivo de divulgación científica REDES.

Eduard Punset, un jurista, escritor y divulgador científico que dedicó buena parte de su vida a difundir el saber. Fotografía de AGENCIAS

Por Tu Espacio/ Agencia

El divulgador científico, Eduard Punset, ha muerto este miércoles en Barcelona a los 82 años, tras una larga enfermedad. Así lo ha comunicado su entorno a través de las redes sociales, que se han llenado rápidamente de mensajes de condolencia por el fallecimiento del exministro. «A lo largo de toda su vida dedicó su formidable talento y energía a divulgar y compartir ideas y conocimientos, apoyándose en su insaciable curiosidad y su eterno optimismo», apuntaban sus allegados.

La historia de Punset transcurrió siempre con una maleta a cuestas. Nació en Barcelona en 1936 y siguió en un pueblecito del Alt Empordà (Girona), Cistella, donde su padre era médico rural. A los 18 lo mandó a Madrid a estudiar “para que aprendiera castellano”. Allí cursó derecho en la Universidad Complutense de Madrid, se involucró en el Partido Comunista en plena dictadura y con poco más de 20 años le tocó salir pitando hacia Francia por haber repartido en la facultad unas octavillas a favor de un científico en el exilio. Era 1958. “Nunca he pasado tanto miedo como entonces, ni siquiera en la noche en la que Tejero se presentó en el Congreso, donde estaba como Ministro de Relaciones con las Comunidades Europeas, por el partido de Adolfo Suárez”.

En 1996, arranca Redes

Fugazmente fue conseller de la Generalitat y eurodiputado. Hasta que en 1996 comenzó a dirigir y a presentar el programa de divulgación científica Redes, que se emitía en La 2 de madrugada. Se trataba del primer programa de televisión consagrado a la ciencia en la parrilla nacional. Duraba una hora, durante que Punset entrevistaba a un experto internacional en un tema y luego se celebraba un debate en plató con otros expertos locales.

En esta edición de REDES, el jurista y científico entrevistó a Mihaly Csikszentmihalyi, experto que ha revolucionado el mundo con sus teorías de psicología positivista. Con él hablaremos de la sensación de fluir y de los aspectos positivos del pensamiento, como el optimismo, la creatividad, la motivación intrínseca y la responsabilidad.

Gracias a Punset, convertido ya en personaje con su pelo a lo Einstein, muchas personas que quizás no estaban interesados a priori en la ciencia empezaron a oír hablar de bacterias, de genes, de enanas blancas, de evolución, de capacidad cognitiva. Y comenzaron a sentir curiosidad. Tanto que empezó a ser frecuente escuchar en los bares o en el metro a gente comentar la entrevista del Redes de la noche anterior.

Si había algo que Punset tenía claro es que había que explicar a la gente ciencia que le interesara, que les explicara cómo eran por dentro, qué les pasaba, por qué eran como eran. Ciencia popular. “Tenemos que contarles algo que después puedan explicar en una cena con amigos”, repetía al equipo de REDES.

“La gente quiere tenerlo todo bien controlado y seguro, pero la felicidad es efímera, finita. Depende de la intensidad con la que disfrutes de las cosas”

Una de las frases representativas de Eduard Punset.