En la edición 17, la revista impresa de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD) muestra una visión anacrónica de la comunicación sobre los estereotipos y su influencia en los mensajes, públicos y medios

Por Tu Espacio

«Los retos de un comunicador se resumen en desarrollar un pensamiento estratégico comunicacional para cualquier ámbito», así de contundente es Ricardo Chacón, director de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD) al referirse a los estereotipos y a la realidad vetusta de la comunicación. Esa arista nos permite entender el fenómeno cultural y la experiencia comunicadora son ejes transversales en las dimensiones del hombre.

La revista Matías+plus, un suplemento elaborado por estudiantes y para estudiantes, se tomó la tarea de profundizar en una edición los mitos, los prejuicios o valoraciones sobre la carrera de Ciencias de la Comunicación, y vaya a ver usted que han atinado en las facetas camaleónicas de quiénes nos dedicamos a este sendero profesional.

La experiencia universitaria nos pide a nosotros ser contundentes en varios aspectos de la Academia. Wendy Brizuela, relacionista público y docente hora clase de la ECC, hace hincapié que hay detrás de un vocero. Ella puntualiza que la voz tiene poder en cualquier papel que desempeñemos en la sociedad. Claro está que la Policía Nacional Civil (PNC) no es la excepción. Los agentes de seguridad nacional se enfrentan a diversos prejuicios sobre su rol de garantizar el bienestar y la justicia a la sociedad. Por consiguiente, estos policías se apropiaron de las herramientas de la comunicación institucional y, con gusto, se enfrentan a la vocería institucional con más rigor, más entrega y con sentido de la comunicación estratégica.

Por otro lado, no podemos pasar por alto el tema de estereotipos sin hablar del autodescubrimiento en el desarrollo profesional y personal. María Isabel Cañadas, psicóloga y docente a tiempo completo de la ECC, destaca que el rol del autoconocimiento en los futuros profesionales de la comunicación requiere que descubran sus habilidades y destrezas. Además, puntualiza que el miedo puede producir un bloqueo o una barrera, pero hay que romper ese estigma, pues el miedo es un maestro que nos indica que hay que salir de las zonas de confort y evolucionar profesionalmente.

Las habilidades de un comunicador no tienen barreras; sin embargo, Matías+plus nos cuenta, en boca de profesionales, las mejores descripciones de un comunicador. También, valoramos las voces de nuestros estudiantes. Christian Olmedio, de nuevo ingreso, comenta su experiencia en el cursillo de preuniversitario. Lo que le permitió continuar y afrontar su primer ciclo académico. Vale la pena leer testimonios que ayuden a otros a enfrentar los miedos. Y María Teresa Gómez, quien egresa este ciclo 1-2019, valora su aprendizaje en cinco y años, y cito textualmente: «La Escuela de Ciencias de la Comunicación ha sido una experiencia inolvidable; los años que he pasado aquí han estado llenos de momentos graciosos, de muchas carcajadas, mucho estrés, lágrimas de decepción y otros cóleras». Sí, Educación Superior te permite crecer y valorar cada esfuerzo.

No faltaría los trabajos de portafolio, cuyo contenido de esta edición se centra en Fátima Cortez, es más, la portada de esta edición es una muestra de lo que hace nuestra estudiante. El estilo fotográfico de Cortez es surrealista e inspiradas por el abanico cinematográfico de Tim Burton. Luego, «Señorío» es un proyecto realizado por nuestros estudiantes en la cátedra de Diseño y Producción Audiovisual. No te quedes sin tu edición o consulta a su coordinadora, Paola Camilot, cómo puedes acceder a ella. Contáctale al correo: plusecc@ujmd.edu.sv?

Una muestra de memes que encontrarás dentro de la revista Matías+plus