• La corporación multinacional de bebidas estadounidense ejecuta su estrategia en el área medioambiental que busca dar con un packaging sostenible, por lo que propone en reciclar sus botellas de plástico a escala global

En 2016, Coca-Cola Ecuador resaltó que la marca, desde el 2015, redujo el 25% de plástico al recolectar 4 mil 400 toneladas métricas de plástico usado.

Por Tu Espacio/Agencias

Coca-Cola Company incrementa sus acciones para combatir el daño medioambiental que genera el uso del plástico. La empresa asume ese compromiso por su Responsabilidad Social Empresarial (RSE). De acuerdo con el libro: Fomentar un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas, la RSE se define como «la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores» (Comisión Europea, 2001).

Por lo tanto, Coca-Cola no se limita a cumplir plenamente sus obligaciones jurídicas, sino ir más allá de su cumplimiento invirtiendo más en el capital humano, el entorno ambiental y las relaciones con los grupos de interés. La corporación realiza esfuerzos en todos los países en los que distribuye sus productos.

¿Cómo es el ciclo de vida de una botella de Coca-Cola?  Infografía tomado de Coca-Cola Journey con fines educativos

En 2018, Coca-Cola estableció una alianza con el operador del parque temático Merlin Entertainments para lanzar una máquina expendedora invertida. Se trata de una máquina que ofrece, a cambio reciclar las botellas de plástico de sus refrescos, varios descuentos durante todo el verano. Coca-Cola espera así incentivar el reciclaje entre las familias. Una investigación encargada por la compañía señaló que el 64 por ciento de los británicos reciclaría más si recibiese algo a cambio de sus buenas intenciones, según TheDrum.com.

Coca-Cola probará con esta máquina desde el 25 de julio hasta el 19 de octubre, colocándolas en Alton Towers, Thorpe Park, Chessington World of Adventures y Legoland Windsor. Cada vez que se recicla, se obtiene un descuento del 50% en las 30 atracciones participantes de Merlin por cada botella de 500ml. Foto cortesía Coca-Cola en sala de prensa

“Esta es tan solo una de las acciones que estamos llevando a cabo para poner nuestro granito de arena para conseguir la iniciativa World Without Waste […] Compramos más plástico reciclado en Reino Unido que cualquier otra compañía y estamos en proceso de doblar el plástico reciclado de todas nuestras botellas, del 25% hasta el 50%, para 2020«, señala Jon Woods, general manager de Coca-cola en Gran Bretaña

La estrategia World Without Waste, anunciada a principios de este mismo año, se desarrolla a escala global. Su objetivo es conseguir reciclar el 100% de los envases que se comercialicen, haciendo que todos sus envases sean reciclables o reutilizables, aumentando asimismo el porcentaje de material reciclado.

La puesta de marcha de Coca-Cola se basa en tres de los diez principios del Pacto Mundial, plataforma internacional de adhesión voluntaria promovida por Naciones Unidas, que persigue el compromiso de las entidades firmantes en la responsabilidad social, por medio de la implantación de estos principios, basados en derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la corrupción. En concreto, los principios que recogen el compromiso ambiental son:

· Principio 7: las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.

· Principio 8: las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.

· Principio 9: las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

¿Qué más está haciendo Coca-Cola para que sus envases sean sostenibles?

El compromiso de Coca-Cola  es hacer envases cada vez más ligeros, que aseguren la calidad y seguridad alimentaria del producto y la reducción del impacto en el medio ambiente.

Además, como revela en su sala de prensa, Coca-Cola A redujo el peso de todos sus envases, que son 100% reciclables. Y es que el hecho de que una botella pese algún gramo menos puede parecer insignificante, pero cuando miles de botellas son más ligeras, los recursos empleados en fabricarlas son menores y su transporte es más eficiente.

Un menor peso en el transporte contribuye a reducir la huella de carbono. Por ejemplo, cuando se redujo 4 mm el tamaño del tapón y de la boca de las botellas PET, se logró ahorrar 26.500 kilos de plástico.

El vidrio de las botellas rellenables, que se pueden encontrar en bares, cafeterías, restaurantes y hoteles, es completamente reciclable -sin límite de veces- y muy resistente. La principal particularidad de estas botellas es que, una vez utilizadas, se recogen en el establecimiento hostelero y vuelven a las plantas de envasado.

En la actualidad, aproximadamente la mitad de las latas de Coca-Cola  son de aluminio y la otra mitad de acero. Y si el peso inicial de las de aluminio era de 35,3 gramos, hoy es de solo 12,95 gramos. En el caso de las de acero, es de 26,74 gramos. En los últimos 30 años, el peso de las latas se ha reducido un 40%. Además, las latas de aluminio están hechas con un 50% de material reciclado, y las de acero, con un 25%. Todas ellas son 100% reciclables.

Las latas de aluminio están hechas con un 50% de material reciclado, y las de acero, con un 25%. Tomado de la sala de prensa de Coca-Cola con fines educativos