• Es un medio mexicano que publica pequeños cómics noticiosos o bacons y cuenta con más de tres millones de seguidores en Facebook y más de 1 millón en Twitter
  • La dinámica de publicación se apega a la tendencia de periodismo de marca, preocupándose de formar a sus audiencias en temas de interés público
  • En septiembre de 2018, tiene a disposición su libro«Seguimos de pie», que contiene seis crónicas de los miles de héroes y heroínas #19S. Las ganancias son donadas a la Asociación Ruta Cívica para seguir ayudando a las personas afectadas en México 
Cada «bacon» pasa un proceso creativo que puede llevar desde dos horas hasta varios días. En la foto, Eduardo Salles y su equipo en sus primeras oficinas en la Ciudad de México. Crédito: cortesía Pictoline. Tomado con fines educativos de Knight Center for Journalism in the Americas

Por Kevin Eduardo Salazar / Agencias

Eduardo Salles, uno de los cofundadores de Pictoline, planteó que el diseño debe usarse como una herramienta para convertir la información en algo relevante y entendible para toda la gente. Lo anterior lo relaciono con la frase de Ryszard Kapuscinski, periodista y escritor polaco, sobre la obligación de los periodistas:«El deber de un periodista es informar, informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentando el odio o la arrogancia. La noticia debe servir para aumentar el conocimiento del otro, el respeto del otro». Es una tarea tiránica la de este medio mexicano, pero el rigor, la exigencia y la calidad son los ingredientes secretos para la generación de contenido en redes sociales.

De acuerdo con una entrevista que realizó el Centro Knight para el Periodismo en las Américas a Eduardo Salles, la ventaja competitiva de Pictoline es promover el conocimiento a todas las personas. «Esa filosofía viene un poco de mi trauma con la escuela. Muchos estudiantes no entienden las cosas, no porque sean tontos, sino porque no les supieron explicar bien los temas. Tienes una sociedad que crece creyendo que es idiota porque [los maestros] nunca le supieron explicar bien las cosas”, declaró.

Y agregó:“Ese fenómeno también ocurre en la sociedad. Se habla de temas complejos como inflación, política [… ] y la gente dice ‘no le entiendo, debe ser que yo soy tonto, entonces mejor vamos a ver memes y gatitos’. Creemos que no entienden porque no les importa y es porque no estamos hablando en el idioma y la forma como ellos lo consumen”.

Por lo tanto, Pictoline, la compañía de diseño digital, convierte las noticias y los datos sobre ciencia, medicina, gastronomía, polémicas, discursos, economía, entre otros temas en infografías, tiras de cómics o gifs, que su equipo creativo llama bacons. Su equipo, conformado por 13 profesionales dedicados a la ilustración, edición de texto, gestión de sitios web y gerentes de marca, tienen una rutina periodística que rompe el paradigma de la Agenda setting. En las mañanas, proponen temas o noticias que han visto en los diversos medios de comunicación. En dicha junta se decide aquellas que se convertirán en bacons (animación, cómic o infografía).

A lo largo del día, cuyo proceso dura aproximadamente tres horas por bacons, se verifica la información con expertos en los diversos temas, se sintetiza la información y, con el visto bueno, se viraliza en Facebook, Twitter e Instagram. El contenido generado, por día, es de cinco publicaciones diarias.

En una publicación hecha por Verne (del periódico español El País), el equipo de Pictoline contó que otros medios de comunicación (análogos y digitales) han adoptado sus formatos para la divulgación de información.

«Debemos enseñarle a las marcas cómo la información que ellos tienen puede ser útil para la gente, y no sólo una información que busca vender. Cuando eres útil es cuando te vuelves necesario. Ya no es una publicidad invasiva, ya es una publicidad en la cual tú le ofreces algo al usuario. No simplemente le estás exigiendo que te compre», Eduardo Salles al Centro Knight para el Periodismo

Además, dispone para sus lectores su nuevo libro: «Seguimos de pie», seis crónicas ilustradas por Rafael Mayani, Raúl Pardo, Diana Peredo, Dia Pacheco, El Profe e Iván Mayorquín. Gran parte de ellas fueron escritas por el periodista de El País, Pablo Ferri, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2017.

Para conseguir el libro, tenés de dos opciones: si preferís la versión digital, solo debés entrar a este enlace y será tuyo, luego de hacer una donación voluntaria. Por otro lado, si sos de las personas que prefiere leer directamente del papel, podés entrar a su tienda en Kichink para ordenarlo. Todas las ganancias recaudadas serán donadas a Ruta Cívica.