Con tres años en el mercado, el emprendimiento revela su fórmula de identidad corporativa. La microempresa entra en la dinámica de comunicar desde su ADN organizacional

El nombre de Fruttopia nace de “frut”, que significa Fruta; “to”, tropical; y “pía”, de utopía. Este desglose da la pauta de la coherencia ente la filosofía y la cultura corporativa de la marca.

Por: María Fernanda Sosa y Roberto Lovo

Fruttopia nace de la sinergia de competencias entre Carmen Hidalgo y Geraldine Pinto, madre e hija respectivamente, que apuestan por una oferta diferente de helados para los salvadoreños. Las paletas naturales son del gusto de muchos; sin embargo, pocos oferentes dan una perfecta combinación entre el sabor y la consistencia.

Uno de los retos más importantes para Fruttopia fue dar con la receta de su identidad corporativa. El autor Simoes (2005) plantea que la personalidad de una marca “es el conjunto de aspectos que definen el carácter o personalidad de una organización”. Fruttopia se define a sí misma como una utopía de sabores tropicales.

Carmen Hidalgo y Geraldine Pinto cuentan las decisiones iniciales para montar su microempresa Fruttopia, que cuenta con el segundo reconocimiento en la edición de Agroinnova, organizada por FUSADES Y FIAGRO. Foto de Roberto Lovo

La esencia tropical

Paletas Fruttopia nace en abril de 2015 como un proyecto de Carmen Hidalgo, una ingeniera química que tuvo en la mente la idea de sacar al mercado un negocio. El emprendimiento comenzó como un proyecto de ingresos extra y se convirtió en su fuente de entrada principal, dándose a conocer entre amigos, familiares y pequeños grupos interesados.

La receta de la identidad corporativa de Fruttopia es la esencia de la marca. Su misión es la de “producir y distribuir paletas naturales con altos estándares de calidad, llevando el producto helado a clientes en todo el país”; su visión, “ser la empresa nacional número uno, en la distribución y fabricación de paletas y helados, obteniendo la satisfacción del cliente”; y los valores que la caracterizan: calidad, responsabilidad, trabajo en equipo, honestidad.

La mezcla perfecta

Fruttopia ofrece al mercado salvadoreño paletas de frutas tropicales que no contienen colorantes, ni saborizantes, ni preservantes. Es una marca que aún se encuentra en la etapa de crecimiento, y cada vez se está haciendo más conocida en el mercado local. Se han fidelizado los clientes y las ventas van creciendo.

El toque particular del producto son los trozos de fruta que lleva, por lo que los clientes degustan una fruta congelada. La producción de paletas es de dos a tres días a la semana, sacando 300 productos en ese tiempo. No cabe duda lo que dicen algunos estrategas de comunicación: “las empresas que no estén dispuestas a dar su testimonio no existen”, pues la identidad corporativa no es exclusiva de la filosofía, sino de la cultura corporativa, por lo que Carmen Hidalgo y Geraldine Pinto tienen claro que el ritmo que mantienen es la mezcla perfecta del éxito empresarial.

La marca lleva tres en el mercado y, con poco tiempo, logró introducirse como una opción de paletas en el mercado salvadoreño. Video cortesía de Fruttopia