Dime lo que publicas y te diré quién eres

Las redes sociales se han convertido en tu carta de presentación de una forma social como referente ante: amigos, trabajo, religión, familia y demás.

0
109
Foto con licencia- ECC

Por: Georgina Espinoza

En la era digital las redes sociales han revolucionado la forma en que nos comunicamos, interactuamos y percibimos el mundo que nos rodea. Sin embargo, detrás de la aparente conectividad y apertura que estas plataformas ofrecen, existe una compleja dinámica de percepciones que influyen en cómo nos presentamos y cómo percibimos a los demás. Desde la construcción de identidades digitales hasta la formación de opiniones y la propagación de información, la perspectiva de las personas en redes sociales es un tema fascinante que merece un análisis más profundo.

Nuestras publicaciones en redes sociales pueden estar relacionadas con nuestra personalidad. Las personas con diferentes rasgos de personalidad pueden publicar diferentes tipos de contenido, reflejando sus intereses, preocupaciones y formas de vida. Es importante recordar que la personalidad es solo una parte de lo que somos, y que nuestras publicaciones en general pueden, al ser analizadas, dar pistas sobre cómo somos y características de nuestra personalidad.

En Internet creamos una imagen sobre quiénes somos y especialmente cómo nos ven los demás, esta imagen o personalidad se crea a partir de la información que publicamos en redes sociales, en videos a través de los enlaces que compartimos, generando una perspectiva que los demás usuarios tendrán de ti.

Una de las formas en que las redes sociales influyen en nuestra perspectiva es a través de la construcción de identidades digitales. En estas plataformas, tenemos la libertad de presentarnos al mundo de la manera que elijamos, seleccionando cuidadosamente qué aspectos de nuestra vida compartimos y cómo los presentamos. Esto puede llevar a la creación de una versión idealizada de nosotros mismos, donde mostramos sólo nuestros momentos más felices, exitosos y glamorosos. Sin embargo, esta representación puede no ser siempre fiel a la realidad y puede generar una brecha entre nuestra vida en línea y nuestra vida fuera de las expectativas de las aplicaciones.

Las redes sociales también pueden tener un impacto significativo en nuestra autoestima y bienestar emocional. Al estar expuestos constantemente a las vidas aparentemente perfectas de los demás en línea, es fácil caer en el hábito de compararnos y sentirnos inferiores.

Las fotos cuidadosamente editadas, los logros destacados y los viajes exóticos de nuestros amigos y seguidores pueden provocar sentimientos de envidia, ansiedad y autoevaluación negativa, esta tendencia a compararnos constantemente con los demás puede minar nuestra confianza en nosotros mismos y distorsionar nuestra percepción de la realidad. 

Asimismo, las redes sociales tienen un impacto significativo en el proceso de encontrar empleo en la actualidad, especialmente en plataformas como LinkedIn, Indeed y Glassdoor ofrecen herramientas de búsqueda de empleo que permiten a los usuarios filtrar y buscar trabajos según sus preferencias y habilidades, esto simplifica el proceso de búsqueda de empleo al proporcionar acceso a una amplia gama de oportunidades en un solo lugar.

Las redes sociales han transformado la forma en que las personas encuentran empleo al aumentar la visibilidad de los candidatos, facilitar el networking profesional, simplificar la búsqueda de empleo y proporcionar información sobre empresas y culturas organizacionales. Sin embargo, pueden contener contenido inapropiado, como publicaciones controvertidas, comentarios ofensivos o fotos comprometedoras. Estos pueden dañar la reputación y la credibilidad de un candidato ante posibles empleadores si son descubiertos durante el proceso de selección.

Teniendo en cuenta que la privacidad en las redes sociales puede ser una preocupación, especialmente si los perfiles están configurados como públicos, en este caso, los empleadores pueden acceder a información personal y profesional que el candidato no desea compartir, lo que podría utilizarse en su contra durante el proceso de selección.

Video de YouTube

De igual forma, al pasar demasiado tiempo en las redes sociales puede distraer a los usuarios de su búsqueda de empleo y reducir su tiempo de productividad ya que el exceso de tiempo dedicado a desplazarse por feeds, participar en discusiones irrelevantes o mirar vídeos puede llevar a que se pierdan oportunidades laborales importantes.

Es importante ser consciente de los riesgos existentes y utilizar las redes sociales de manera responsable y estratégica durante un proceso de búsqueda de empleo.

Video de YouTube

Las plataformas digitales deben ser utilizadas de manera responsable y equilibrada pues puede afectar nuestra reputación personal y profesional, la capacidad para encontrar oportunidades laborales, la intención de interacción con los demás y la seguridad en línea.

 Es  crucial mantener una presencia en línea que refleje quiénes somos de manera auténtica, positiva y responsable, y también en el ámbito profesional. Al hacerlo, podemos aprovechar los beneficios de la conectividad digital sin comprometer la salud mental y bienestar emocional y laboral.