¿Y dónde está el comunicador?

Con los avances tecnológicos, las empresas se ven obligadas a adoptar las nuevas formas de comunicarse.

0
429

Por Tu Espacio/Agencias/merca20.

Con los avances tecnológicos, las empresas se ven obligadas a adoptar las nuevas formas de comunicarse.

El papel de las comunicaciones ha cambiado drásticamente en los últimos años. Sin duda su papel está ganando influencia y poder en las organizaciones, al grado de que sus representantes ocupan ya asientos en las juntas directivas y sus estrategias están directamente ligadas al plan de negocio.

Por fortuna, las viejas percepciones sobre la gente de relaciones públicas como manipuladores de historias, organizadores de fiestas (los llamados hombres de la mano fría porque siempre traían un whiskey en la mano) han ido al desapareciendo, para ser percibidos como profesionales, estratégicos y fundamentales.

Si bien es cierto que el llamado CCO (Chief Communications Officer) se ubica ya en el llamado C-Level, lo cierto es que los equipos de comunicaciones todavía reportan al liderazgo de marketing. Aunque, algunos directivos de comunicación a nivel de vicepresidente o superior, muestran que hay una división bastante equitativa entre informar al líder del departamento de marketing o directamente al director general. Lo que es cierto, es que un abrumador 85 por ciento reporta a uno de los dos, de acuerdo a un
estudio a más de mil profesionales.

Comunicación interna y campañas de marketing encabezan la lista de responsabilidades de los líderes de comunicaciones (vicepresidentes o superior). Pero además de las comunicaciones externas, las responsabilidades del comunicador se han ido expandiendo, ahora la mayoría de los equipos también son responsables de las comunicaciones internas, así como iniciativas de responsabilidad social corporativa y en muchos casos, del tema de ASG (criterios ambientales, sociales y de gobernanza).

En el estudio se les preguntó también a los comunicadores cuáles eran las prioridades en su función. Aunque los equipos de comunicación corporativa tienen una larga lista de prioridades, al parecer a todas les dan prácticamente el mismo peso. Sin embargo, obtener mayor cobertura en medios de comunicación en comparación con la competencia destacó del resto, sin importar el tamaño de la organización.

Cambiar percepciones encabeza las prioridades de los profesionales de las comunicaciones internas. Mientras que los comunicadores en general están más centrados en crear conciencia, aumentar el volumen de cobertura y participación con la comunidad. Por su parte, comunicación corporativa también se centra en la participación con la comunidad, pero dan prioridad a la amplificación del mensaje clave casi con la misma intensidad.

La creciente importancia de las comunicaciones corporativas subraya la necesidad de que las organizaciones sean estratégicas al comunicarse. De acuerdo a un estudio de Towers Watson, empresas que cuentan con prácticas de comunicación efectivas, son 47 por ciento mas propensas a dar buenos resultados a los accionistas, que aquellas que cuentan con estrategias de comunicación débiles.

Con los avances tecnológicos, las empresas se ven obligadas a adoptar las nuevas formas de comunicarse. Con las innovaciones en el mundo digital, internet y redes sociales, el papel de las empresas ha cambiado, pues ahora pueden comunicarse en tiempo real y onvertirse en miembros activos de su comunidad. Es definitivo, que la comunicación corporativa juega un papel importante en transmitir el propósito de un negocio. Desarrolladas correctamente, pueden atraer, informar e inspirar a los empleados y a los públicos de interés sobre un objetivo común. Muy importante también, es que la comunicación permite a la fuerza de trabajo a unirse y contribuir en masa al éxito del negocio.