Esta nueva turbulencia financiera provocada por la pandemia de Covid-19 apunta por dejar parte de los asientos vacíos para guardar las distancias de seguridad y prohibir el equipaje de mano abordo, dos aspectos clave en el negocio del bajo coste que acarrearían subidas de precios

Las aerolíneas de bajo costo fueron golpeadas duramente por la crisis del COVID-19. Todas buscan soluciones para sobrevivir en la industria. Foto ilustrativa y tomada de Internet.

Por: Josué Barrera/ Miguel Castro. Editora: Diandra Mejía

Una apuesta que nació basada en ofrecer atractivos precios y servicios adicionales al billete está en peligro, la crisis en la industria también golpeó al sector low cost, aunque hasta el momento, están consiguiendo sobrevivir sin modificar su estrategia de negocio.

La estructura inicial de estas aerolíneas es la mejor preparada para tiempos de crisis, en los que hay que disminuir los precios y lanzar ofertas sin sufrir grandes pérdidas, debido a que están creadas para dar un servicio con costos de producción mínimos. Sin embargo, no están blindadas y han sufrido pérdidas en las demandas y en la prestación de sus servicios.

A escala internacional aún no se han revelado con claridad la mayoría de protocolos que seguir cuando las aerolíneas retomen la actividad para evitar el contagio en los viajes, pero las medidas que suenan con más fuerza pasan por dejar parte de los asientos vacíos para guardar las distancias de seguridad y prohibir el equipaje de mano abordo, dos aspectos clave en el negocio del bajo coste que ocasionarían incrementos en los precios.

De hecho, Emirates ya prohibió todos los artículos de mano en cabina más allá de los bolsos, maletines o equipos electrónicos. Para contrarrestar este incomodidad al pasajero, se decidió ampliar el límite de peso del equipaje facturado. Por su parte, la británica EasyJet y las estadounidenses Delta y American Airlines manifestaron que estudian la forma de eliminar los asientos centrales y esta sería una de las medidas que Bruselas podría extender a todos los viajes dentro de la Unión Europea.

Con pleno conocimiento de todos los problemas que pueden surgir, Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, afirmó en una entrevista a Financial Times que si se imponen medidas de distanciamiento como la de dejar un asiento vacío, las cuales considera «absurdas», su aerolínea «no volará». El ejecutivo asegura que advirtió al Gobierno irlandés de que «el Estado tendrá que correr con el coste de dejar esas filas vacías», pues «no pueden ganar dinero con el 66% de ocupación». 

Alexandre de Juniac, director general de la patronal aérea mundial, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), comentó que si la Comisión Europea obliga en su normativa dejar libres al menos un tercio de los asientos, los billetes ‘low cost’ en el corto y medio radio «terminarán», pues las aerolíneas estarán obligadas a aumentar sus tarifas en un 50% para «asegurarse un mínimo beneficio» .

Antes de la pandemia: ganancias exitosas

Las compañías low cost lograron por años desbancar a las aerolíneas tradicionales, que se vieron forzadas a un mercado cada vez más competitivo, voraz y cambiante. La política de abaratamiento de costos de combustible, aeronaves y personal permitieron a las aerolíneas low cost bajar el precio de los billetes y destronar a la competencia.

De hecho, uno de cada dos pasajeros en Europa y Estados Unidos voló en una aerolínea low cost el año pasado. Según un estudio de Europair, las compañías más exitosas fueron Ryanair y EasyJet. Pero, ¿cómo consiguieron ser rentables con precios tan bajos? Para dar respuesta a esta preguntas debemos conocer primero cómo estas obtuvieron sus beneficios.

Elaboración propia. Fuente: ITAérea.com

Las low cost revolucionaron la región centroamericana

La aviación centroamericana también cambió y las low cost llegaron propiciando una revolución en la región, pero no se libraron del duro golpe de esta crisis sanitaria. Las aerolíneas líderes en el mercado centroamericano, Avianca y Copa, respondían a mejorar e innovar sus servicios de esta naturaleza, pero fueron muy afectadas. De estas solo Copa permanece en funcionamiento.

Avianca Holdings S.A. solicitó acogerse voluntariamente a la ley de quiebras en Estados Unidos por sus graves problemas financieros derivados de la pandemia, que redujo sus ingresos consolidados en más del 80 %. Copa, por su parte, mencionó que aún tiene liquidez con 1.130 millones de dólares en efectivo pero que espera gastar más de $ 750 millones en los próximos nueve meses».

La compañía agregó que busca vender unos 350 millones en bonos a 5 años que pueden convertirse en acciones. Mientras tanto han estado funcionando para vuelos humanitarios y esperan reabrir operaciones el próximo 22 de junio, fecha en que Panamá reapertura su economía.

Otra de las aerolíneas afectadas por la pandemia es Volaris, empresa con precios de vuelos muy accesibles para todos sus clientes, pero que al igual que las demás, suspendió vuelos por seguridad y protección.

La aerolínea mexicana de low cost registró perdidas netas de 1.493 millones de pesos (52.6 millones de dólares) entre enero y marzo por el impacto del coronavirus, según informó la compañía en un comunicado. A finales de marzo registraron la caída más significativa en la demanda de vuelos.

Según informó la compañía a los medios mexicanos, en mayo, la demanda de pasajeros transportados disminuyó un 88.9% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Para este mes, la aerolínea está operando 74 rutas en su totalidad, de las cuales 60 son nacionales y 14 internacionales. Esto representa un tercio del total de vuelos programados originalmente. 

Antes de la crisis de COVID-19, Volaris operaba en 65 destinos, de los cuales 40 eran en México, 22 en Estados Unidos y tres en Centroamérica: El Salvador, Guatemala y Costa Rica. La aerolínea tiene una flota de 82 aviones y meses anteriores al cierre total de aeropuertos promedió un total de 378 despegues diarios. 


¡Qué nada te detenga! ¡Estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad Dr. José Matías Delgado!

¡Inscríbete al ciclo 2-2020! Los estudiantes de tercer ciclo de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación se aventuran en armar especiales sobre el COVID-19. La cátedra de Periodismo digital es una asignatura que potencializa las habilidades de pensamiento crítico, decisiones estratégicas y formulación de propuestas con base a las competencias periodísticas. Atrévete a triunfar desde tu formación, sé parte de la Escuela de Ciencias de la Comunicación (ECC), de la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD).