• La corporación empezará a retirar gradualmente el uso de materiales plásticos de sus restaurantes hasta 2020. Una victoria de los activistas en su campaña por convencer a establecimientos de comida a que abandonen los utensilios plásticos
  • Mientras cumplen su promesa, seguirán dando pajillas a los clientes que lo soliciten, pero estarán hechos de otros materiales alternativos
La cadena con sede central en Seattle dijo que eliminará los plásticos de uso único a escala global en sus 28.000 locales. Las pajillas serán reemplazados por nuevas tapas reciclables sin sorbete y sorbetes de material alternativo. Foto cortesía de Starbucks, sala de prensa

Por Tu Espacio/Agencias

Una de las tendencias actuales de los consumidores modernos es preocuparse por el medio ambiente, y por ello, vigilan y juzgan las actividades de las marcas. Ante este panorama, Starbucks está dando los pasos para convertirse en una marca más verde. Hace unos meses, la empresa prometió crear vasos de cartón reciclables, ahora tomó una decisión radical con eliminar las pajillas de sus bebidas.

La Asociación Americana de Marketing (AMA) define el marketing ecológico como:

El marketing de los productos que presumen ser seguros para el medio ambiente. Incorpora un amplio rango de actividades, incluyendo modificaciones del producto, cambios en los procesos de producción, cambios en los envases y también modificación en la publicidad. (Green Markets International. Enero, 2008)

El cambio de pajillas por una tapa reciclable por diseñada por la ingeniera Emily Alexander. El nuevo diseño se inspira en las tazas y vasos que utilizan los niños pequeños para aprender a beber. El material de la tapa es plástico, pero su contenido de poliproleno puede reciclarse.

“Para nuestros partners y clientes, éste representa un gran hito para lograr nuestra aspiración global de ofrecer un café sustentable, servido a nuestros clientes de maneras más sustentable”, afirma Kevin Johnson, presidente y director ejecutivo de Starbucks.

Dicha tapa ya está disponible en más de ocho mil unidades en Estados Unidos y Canadá para ciertas bebidas, así como en China, Japón, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Las reacciones sobre la lucha de Starbucks contra el plástico 

El mundo reacciona ante esta decisión. Wind (2004) considera a un consumidor verde, como un “habitante que aprueba los principios del marketing verde y defiende un estilo de vida eco-amigable”.

Por otra parte,Š?ypa (2006) afirma que el hecho de que un consumidor verde no compra productos ecológicos debido a una moda, sino que efectivamente posee interés y preocupaciones genuinas respecto a los tópicos medioambientales, definiendo por ende a un consumidor verde, como quien “constantemente compra productos eco-amigables, y está activamente preocupado por las problemáticas medioambientales y las respectivas soluciones a estas”.