Discurso por celebración de los 45 años UJMD

Haber confeccionado un edificio académico con buenas bases, solidez y permanencia en 1977, no era una tarea fácil. Todo en el país anunciaba una guerra inminente, que pronto estalló y con las consecuencias por demás producidas. Más difícil aún, crear un santuario de ideas contrapuestas a las que promovían la guerra o las que la detenían, era una labor imposible en el ideario de un calificador.

0
126

Por: Doctor José Enrique Sorto Cambell, Rector UJMD

Por lo que mirar hasta el 15 de septiembre de 1977, puede resultar fácil si no se tiene en cuenta el entorno de su creación y la historia nacional, que ha acompañado el crecimiento de la Universidad Dr. José Matías Delgado.

Los inicios de la universidad, como todo proyecto de largo plazo, pero bien cimentados, fueron azarosos y solo logró sobrevivir gracias al espíritu emprendedor y a la fe ciega en él, que los fundadores, hombres y mujeres tenaces, creyentes en los principios con los que la universidad fue creada, pusieron en esta gran apuesta.

Foto/Revista matías+plus

El proyecto universitario promotor de la defensa del principio de la libertad, como reza el estatuto de nuestra universidad, pronto fue considerado una tabla de salvación para aquellas personas que únicamente tenían una visión de la realidad como referente académico. Además de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, única universidad privada existente, la Universidad Dr. José Matías Delgado emerge rápidamente ofreciendo una gama de carreras clásicas y pronto se fue transformando en un referente de calidad dentro de un ambiente de guerra en progreso, con posterioridad, irían diversificando su oferta académica.

Hoy debemos situarnos en el presente, cuarenta y cinco años después de ese recorrido lleno de dificultades, pero también de muchas satisfacciones, cabe la pena preguntarse: ¿Hacia dónde nos dirigiremos?  Para honrar el patriotismo de nuestros fundadores y seguir el legado del que ahora estamos disfrutando. Respuesta difícil, tomando en cuenta que debemos afirmar el sentido de orientación para detectar hacia donde nos apunta la brújula del progreso y de las necesidades que el país requiere.

Foto/UJMD

Esa labor de reinterpretación de la realidad, no obstante, haberla realizado desde el nacimiento mismo de la universidad, la hemos venido afinando e incluso, mucho antes de la pandemia de la que afortunadamente estamos saliendo. Sólo falta o faltaba en ese tiempo el receptáculo técnico para depositar las primeras evaluaciones del entorno, las que finalmente fueron trasladadas al consultor extranjero de todos conocido, Dr. Ender Carrasquero Carrasquero, quien transformó la materia prima en un primer resultado global denominado “Universidad Ecosistémica Misión 2030”, que recoge el insumo de todo el capital humano de la universidad y de la percepción global del desarrollo de la academia, de cara a las necesidades del segundo milenio.

La Universidad Ecosistémica busca transformaciones digitales importantes, más conexión entre los equipos de trabajo, más agilidad en la búsqueda de la calidad, poniendo al estudiante como centro de nuestros procesos, con calidad regional y desarrollando hábitos que, como equipo, nos permitan trabajar cada vez más ágilmente por nuestras metas y propósitos.

La vida nos ha premiado al hacernos coincidir en este foro, este mismo día. Conformamos una mezcla perfecta de experiencia y sabiduría, por un lado, y de innovación y riesgo, por el otro. A esa mezcla me refiero, a la permanencia en un espacio común de ideas, talentos y propuestas. Quiera Dios que, algún día, en ese espacio eterno donde las almas se encuentran y se regocijan, podamos rendir cuentas a nuestros antecesores, a esos valientes fundadores y fundadoras, y sepamos testimoniar con orgullo la continuidad de nuestra institución a ese legado del que habla nuestro Rector Emérito, ya que esa rendición de cuentas de los fundadores ya fue realizada junto al cambio de estafeta.

Ahora, esta generación a la que todos pertenecemos actualmente, deberá hacer cara a esta misión institucional transicional de: ¡Somos parte de la historia…celebremos lo que viene!

Nuestro empeño, nuestro trabajo en equipo, nuestro tesón diario, nos permitirán cumplir con satisfacción otros cuarenta y cinco años de entrega de la mejor enseñanza en la educación superior y en el perfilamiento de los mejores profesionales, transformadores de nuestra sociedad.

El día de hoy, nos reúne este cariño tan marcado que tenemos como institución.
Hoy recordamos con especial estima a todos aquellos que se nos han adelantado. A todos nuestros seres queridos que ya no están físicamente con nosotros, pero sin duda, siguen siendo un motor para levantarnos día a día y seguir adelante. Hoy, hemos agradecido y celebrado los años de servicio que muchos colaboradores, que han permanecido y perseverado en nuestra institución, hemos reconocido el trabajo de todos y todas, sin excepción, en la construcción de estos cuarenta y cinco años, pero lo más importante es que invitamos a que todos juntos como equipo, renovemos este compromiso y sigamos trabajando por lo que viene, transformaciones importantes que marcaran la vía hacia la Universidad Ecosistémica con visión regional y calidad global, firme en sus valores y propósitos, pero con una clara visión del futuro.

Una vez más, reafirmemos el compromiso de hacer “todo con honor”, dando pasos importantes hacia lo que viene.

De todo corazón, muchísimas gracias a todos y a todas.

Omnia Cum Honore.

Noticias relacionadas

https://www.elsalvador.com/destacados/universidad-dr-jose-matias-delgado-45-anos-transformando-el-futuro/1002846/2022/?fbclid=IwAR08fBlGnyrZBTMIo3jOMbeNgHhdb_f-7WCnlbHvCJS3-CD7bKUsZrCV2Ig

https://www.facebook.com/UniversidadDrJoseMatiasDelgado/posts/pfbid0ws1BFdgmVBuEDftBinj8mnUCmobDVY7xzJWxRGVtnp232cqaMBi1i8SyZb7Yf4KWl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí